SENTIDO COMUN | Los apagones

0

Los apagones en Coatzacoalcos se han convertido en un frecuente dolor de cabeza para los porteños, sobretodo en temporada de nortes o época de lluvias.
En estos días por cualquier sobre carga se caen las cuchillas, que son los interruptores de un circuito eléctrico que protegen a una subestación de una carga eléctrica demasiado elevada.
Las cuchillas son fusibles que se botan para proteger al transformador de las descargas o sobrecargas de energía, pero que a falta de mantenimiento con cualquier nortecito o lluvia se caen y dejan sin luz a una calle o a toda una colonia.
Últimamente ya no es nada nuevo sufrir un apagón en la ciudad, por el mal estado en que se encuentra la red eléctrica.
Este problema se complica porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha precindido de personal y ha dejado de dar mantenimiento a las líneas como antes lo hacían.
Siempre se ha dicho que en Coatzacoalcos es urgente convertir las líneas aéreas en subterráneas, para evitar los daños provocados por la corrosión, los fuertes vientos y el salitre, pero todo ha quedado en buenas intenciones porque la empresa de clase mundial (CFE) va de mal en peor.
Hace unos años, como parte del mantenimiento, acostumbraban lavar los aisladores con chorros de agua para quitarles el salitre, pero inexplicablemente dejaron de hacerlo y en cuanto el viento arrecia se ven los saltos de corriente en los postes de luz.
REPORTAR UN APAGÓN
Cuando reportas un apagón es más fácil sacarse el melate que ser atendido por un operador de la CFE, pero más difícil aún es que llegue una cuadrilla a reparar el daño y reconectar la luz.
Si logras que una operadora se desocupe y te conteste, te dará un número de folio que no te servirá de nada y te dirá que en 4 horas será atendido el desperfecto. Pero ¿qué crees? Esto no es cierto. Pasarás un día y una noche sin luz, y si tienes suerte a la mañana siguiente llegará una cuadrilla a reparar el daño y tú darás gracias a Dios porque te fue bien, otras veces has estado hasta 2 o 3 días en tinieblas. Pero a veces esta felicidad dura muy poco porque si llega otro frente frio, las cuchillas vuelven a explotar y a caerse, y habrá que volver a marcar el 071 donde si bien te va volverán a registrar tu queja.
Por supuesto que al director General de la CFE, Manuel Bartlett esto no le importa ni le preocupará, él es amigo del presidente y la obscuridad le hace los mandados, pues en su casa siempre habrá luz.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: