El séptimo día

0

El semáforo se encuentra en rojo y el motociclista no se percata, haciendo el manubrio hacia la derecha. En eso, va pasando por la calle una niña de escasos siete años, acompañada por su abuelita, que posiblemente tenga siete décadas de su maravillosa vida. Tal vez van a la iglesia porque en ese instante se escucha la tercera campanada y es domingo. Levanto la mirada buscando el reloj y marca las siete de la noche. Con las prisas, ni la señora levantó su rostro y sólo sintió que le rozó de manera muy leve la moto, no le hizo caso y siguió su rumbo.

La pequeña si se espantó al ver a ese joven en su moto y para variar, él no llevaba ni el casco puesto y ni siquiera se detuvo para disculparse. La motocicleta es negra y atrás lleva una caja grande. No creo que sea repartidor de tortillas, ni de mensajería. ¿Llevará alguna pizza o un pollo ha alguna familia que hizo el pedido en tal negocio? La vida es tan corta y en un instante se puede esfumar por un descuido. Ninguno se vio afectado en ese momento, no se ocasionó ningún accidente y cada uno va hacia su destino.

Después de ir a realizar la compra de unos medicamentos, me dispongo a regresar al lugar donde presencié ese incidente. Aún continuaba la misa, es así que decidí pasar y veo que la abuelita con su nieta están sentadas en la séptima banca. Me acerco un poco y escucho cómo la señora le dice a la niña que cuando ella ya no esté, le pida a sus papás que la lleven a la iglesia y que papá Dios siempre la protegerá. De pronto veo que saca una botella de agua y toma varias pastillas, la señora. Se nota triste y hace oraciones en silencio, cerrando los ojos.

La niña me pregunta que quién soy y le respondo: -Soy solamente un caminante que pasa por aquí y les deseo a tu abuelita y a ti, muchas bendiciones y que la salud llegue en cada una de tus familias. La señora, suspende su oración y exclama: -Muchas gracias.

(*) Escritor veracruzano, autor del libro Andanzas Interculturales de Tepetototl. Correo: venandiz@hotmail.com Twitter @tepetototl

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: