Místicos y Terrenales

0
  • En Morena no tienen candidato para la alcaldía de Xalapa
  • Por eso Cuitláhuac “invita” a Ahued para que acepte la candidatura

En Morena no tienen candidato para la presidencia municipal de Xalapa.
Y están desesperados por conseguir a alguién que tenga perfil y personalidad suficiente para poder competir en las próximas elecciones.
Por eso, cuatro diputados del grupo de Cuitláhuac García fueron a dejarse fotografiar y ver en un café de la capital del estado para externar la “invitación” a Ricardo Ahued para que sea el candidato de ese partido a la presidencia municipal de Xalapa.
La terrible gestión del alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, y la más que lamentable actuación del gobernador del estado, Cuitláhuac García, han lastimado tanto el nombre de Morena, que saben que pueden perder la alcaldía si no consiguen un buen candidato.
Pero además de la presidencia municipal, también están en riesgo las diputaciones de la capital, tanto federales como estatales.
Por eso les urge conseguir un buen candidato.
Las tres diputadas que hicieron “la invitación” eran de las que buscaban la candidatura por ese partido para gobernar la capital del estado.
Con la “invitación” a Ricardo Ahued reconocieron su poco peso político para poder competir por Xalapa.
Fueron Dorheni García Cayetano, diputada federal, la favorita de Cuitláhuac García para ser postulada, la misma que se quita el apellido García en sus redes sociales, porque le averguenza usarlo.
La otra era Rosalinda Galindo Silva, gris como este día en que reconocieron que no tienen ni perfil ni carisma, ni arrastre para poder competir por la presidencia municipal de Xalapa.
Y la satimbanqui Ana Miriam Ferráez Centeno, que fue candidata a la presidencia municipal de Xalapa por el PAN y al año siguiente se pasó a Morena, que se alineó con el grupo de Cuitláhuac García y cuando vio que la favorita para la presidencia municipal de la capital era Dorheni se fue a otro grupo de Morena, y que ahora regresa porque allá tampoco la quieren postular.
Las tres estuvieron encabezadas por el ineficiente coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados local, Juan Javier Gómez Cazarin, al cual la Suprema Corte de Justicia de la Nación le ha rebotado casi 20 proyectos de ley aprobados por la Legislatura local y quien además permite la corrupción en esa instancia, especialmente la del coordinador de Comunicación Social, Aldo Valerio.
O sea, que era un cuarteto de lástima.
Ese es el perfil y el peso político de los representantes de Cuitláhuac García, los cercanos, los que conforman su grupo político.
Están desesperados por conseguir un buen candidato y una evidencia de ello son las declaraciones del mismo Gómez Cazarín:
“Hemos trabajado y analizado de la mejor manera y creemos que el Senador Ricardo Ahued sería el mejor candidato de Morena, hacia la presidencia municipal de esta ciudad”.
Ninguna de las diputadas. Ninguna del grupo de Cuitláhuac.
Y eso que antes despreciaron al exalcalde.
Las declaraciones de este grupo también son el reconocimiento del gobernador de que carece de capacidad para ganar por si solo Xalapa.
Tal vez por eso Ricardo Ahued les dijo:
“No. Gracias. A lo mejor después”.
En una nota periodística difundida, el senador dijo que se pronunciará sobre la invitación hasta que sean los tiempos electorales:
“Por el momento estoy impedido de hacer declaraciones en ese sentido por el proceso electoral que hay que respetar y es muy clara la posición de que no se pueden expresar en este momento. En su momento se podrán hacer sin violentar el marco (legal) vigente”, dijo.
Al hablar de la propuesta, dijo el exalcalde de Xalapa, podría incurrir en faltas al ordenamiento comicial en vigor.
Por eso es que Morena no tiene candidato.
Ricardo Ahued ya experimentó el nombramiento de Aduanas, donde le dejaron la silla de la dirección, pero no le permitieron hacer nada porque el resto del personal no era de su equipo.
Tal vez en sus adentros dice, ¿para qué voy a ser candidato y alcalde de Xalapa si no voy a poder hacer nada?.
Si esas son las condiciones, Ricardo Ahued debe estar considerando que le conviene más quedarse como Senador y que desde ahí podrá proyectar mejor su imagen para el 2024.
Si Ahued Bardahuil acepta ser un presidente municipal acotado, estará aceptando enterrar sus aspiraciones políticas para el 2024, porque en lugar de una buen gestión, tendrá un gobierno igual de malo que el de Hipólito… o peor.
Un mal gobierno de Ahued en Xalapa, sería también muy lamentable para Morena cuando sea el momento de renovar la gubernatura del estado y la Presidencia de la República.
Esas pueden ser parte de las causas por las que Ahued sigue indeciso.
Y por las que Morena sigue sin tener candidato a la presidencia municipal
En el mismo partido Morena, desde otro grupo, Elizabeth Morales insiste en querer ser la candidata a la presidencia municipal de Xalapa.
Ya probó de esas mieles y quiere volverse a regocijar, aunque su administración fue bastante mala.
Quiere, pero no tiene tampoco peso político para poder competir. Por si sola vuelve a perder, como ocurrió en 2015, cuando le ganó un entonces desconocido Cuitláhuac García, por el voto de castigo contra la alcaldesa que quería convertirse en diputada federal.
¿Qué le hace pensar a Elizabeth Morales que ahora, postulándose por Morena, recibirá una votación masiva?.
La exalcaldesa, de ser la candidata recibiría ahora el voto de castigo a su propia persona y gobierno, y al de Hipólito Rodríguez.
Porque el presidente municipal es una loza más que pesada que deberá cargar quien quiera que sea el nominado por Morena para la alcadía de la capital del estado.
Y Elizabeth Morales en lugar de disminuir la carga, la incrementaría.
Por eso es que no hay candidato aún para Xalapa.
“Quiero mucho a Xalapa, a Veracruz, tengo un agradecimiento más allá de tener prácticamente mucho viviendo en la ciudad y desde muy pequeño y que estando dentro o fuera de un cargo público, siempre estaré hasta que viva, comprometido en tratar de ser un ciudadano que contribuye a mi pueblo, a mi ciudad”, expresó Ricardo Ahued en una entrevista periodística.
Este es el tamaño de la desesperación de los que se dicen y sienten los grandes místicos de Morena en Veracruz.

LOS MORENOS DE LOS TUXTLAS NO QUIEREN AL PANISTA QUE QUIERE IMPONER GÓMEZ CAZARÍN
Un grupo de militantes y simpatizantes de Morena de Los Tuxtlas, se inconformaron en contra de la imposición de candidatos `oportunistas´ emanados de otros partidos para contender por cargos de elección popular en las próximas campañas, abanderados por el partido de la 4T e impulsados por el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Juan Javier Gómez Cazarín.
El reclamo inicial es contra el presidente municipal de Catemaco, el panista Julio Ortega Serrano, quien anunció que en los próximos días pedirá licencia para registrarse por la diputación local del distrito XXV por parte de Morena.
El alcalde todavía panista incluso se ha promocionado en Hueyapan de Ocampo, junto al Presidente de ese municipio, Jorge Quinto, y del padre de Gómez Cazarín, Juan Gómez Martínez, a quien le dicen “Yona”, quien se ha promocionado para contender por la presidencia de Hueyapan de Ocampo.
“No es justo que den entrada a gente que no es de nuestro partido, menos de la forma oportunista en que lo están haciendo, él (Julio Ortega) nos dio portazos en la cara, se burló del proyecto de Andrés Manuel López Obrador y nos atacó en la campaña pasada, y ahora ya quiere ser candidato por MORENA, que no se le olvide a nuestros dirigentes y representantes que si llegaron a donde están fue gracias a nosotros, si nos imponen candidatos de otros partidos vamos a dar voto de castigo”, expresó el líder social Genaro Xolo Mil.
Incluso dijo que de darse estas imposiciones es probable una derrota de Morena en Los Tuxtlas, y por anticipado responsabilizó al Diputado local de su distrito Javier Gómez Cazarín.
Otro de los arribistas en esa zona es Rafael Fararoni Magaña hijo del empresario cervecero Rafael Fararoni Mortera, quien fue Presidente Municipal de San Andrés Tuxtla por el PRI, candidato a diputado por Convergencia, candidato perdedor por la presidencia municipal en la alianza PAN-PRD y candidato perdedor también por la diputación federal PAN-PRD 2018.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: