MARAPEZ | Necedad deportiva

Con toda tristeza se puede ver que la pandemia por el Covid -19 no tiene para cuándo acabar, pero peor aún que algunos líderes que están al frente de algunas ligas deportivas de esta ciudad ya abrieron sus espacios para organizar torneos.

Hemos visto que desde hace algunos meses algunas canchas decidieron abrir sus puertas sin medir el peligro de contagio al que exponen a los jugadores. Sinceramente no sé en qué está pensando esa gente que se aferra a no seguir las indicaciones de nuestras autoridades sanitarias.

¿Qué no es suficiente todas las muertes que han sucedido de conocidos, amigos y hasta familiares?

Con todo respeto parece que quienes están al frente de esos torneos sólo les urge el dinero, pero la salud de las personas pasa a segundo y tercer términos.

Reconozco que esta pandemia nos ha pegado en todos los sentidos, desde la salud, la economía y hasta la confianza, pero es general, no fue exclusivo de unos cuantos, todos vivimos tiempos difíciles, apocalípticos.

Entiendo que hace falta el dinero, pero no se puede poner en riesgo la integridad de más personas, que los contagios continúen, sino esto no tiene para cuándo acabar.

Pero debo reconocer que somos desobedientes y no vamos muy lejos, actualmente en muchas ligas del mundo ya abrieron sus estadios como la misma Liga MX, pero las consecuencias negativas salen a la vista, ya que los Rayados del Monterrey presenta 19 casos positivos, 11 al parecer son del primer cuadro, por cierto, el que enfrentó al América, que por su parte ya anunció que dos de sus jugadores fueron contagiados en ese encuentro.

Esos son los resultados de desobedecer. Lo malo es que esa maldita enfermedad se ha llevado a muchos. ¿Entonces para qué esperar más contagios, más decesos, más muertes de conocidos, amigos y familiares?

Esto del Covid -19 no es un juego. Ya nos la sabemos, es contagioso, peligroso y mortal, entonces para qué hacerle al valiente, al inmune para qué “rascarle los testículos al tigre” si sabemos que se va a voltear y nos va a destrozar.

¿O no?

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: