Los militares de Myanmar consolidan golpe de estado y nombran un nuevo Ejecutivo

0

El Ejército suspende el tráfico aéreo internacional hasta el 1 de junio; el Consejo de Seguridad de la ONU mantendrá este martes una reunión de urgencia para abordar

Las Fuerzas Armadas de Myanmar han terminado de consolidar el golpe de estado perpetrado este lunes al nombrar un nuevo Ejecutivo interino.

El comandante en jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, que cuenta tras la asonada con todos los poderes del estado, ha elegido un gabinete con 11 ministros repleto de antiguos militares y miembros del Partido de la Unión, la Solidaridad y el Desarrollo (USDP), próximo a los intereses de los militares.

Según la agencia Bloombergç, al Gobierno militar se han incorporado antiguos miembros del régimen de Thein Sein como Win Shein, que vuelve como ministro de Finanzas y Planificación.

Del mismo modo, la junta militar ha cesado a gran parte de los ministros que conformaban el Ejecutivo anterior.

Tras su arresto, los militares han sustituido de manera formal como responsable de Exteriores a la hasta ahora líder del país, la Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi. En su lugar estará quien fuera su predecesor en el cargo, Wunna Maung Lwin.

Otra de las figuras simbólicas que han dejado su cargo es el ministro de Sanidad, Myint Htw. El que hasta ahora había sido uno de los principales responsables de la lucha contra la pandemia de covid-19 en el país, ha anunciado su dimisión en una publicación en Facebook, según informa el portal de noticias independiente The Irrawaddy.

“Dejaré Naipyidó en tres días”, ha anunciado Myint. Al igual que a él, las nuevas autoridades militares también habrían dado la orden de abandonar sus viviendas en tres días a los responsables de Educación, Información y Transporte del Gobierno depuesto este lunes.

Asimismo, los militares han suspendido el tráfico aéreo internacional hasta el 1 de junio.

Según el diario The Myanmar Times, el mando castrense ha publicado una nota instruyendo a todos los pilotos que no vuelen al país sin permiso, orden que se extiende hasta las 23.59 horas (hora local) del 31 de mayo.

El Ejército ha revocado todos los permisos de despegue y aterrizaje desde Myanmar, lo que incluye los vuelos humanitarios, según estas informaciones.

SITUACIÓN DE LOS DETENIDOS

La Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido de Suu Kyi, que iba a comenzar un nuevo mandato este mismo lunes, ha vuelto a pedir al Ejército la liberación inmediata de todos los detenidos durante el golpe.

Según fuentes militares citadas por la agencia china de noticias Xinhua, la mayoría de los ministros detenidos han sido liberados, si bien no han trascendido más detalles.

En la asonada, los militares detuvieron, además de a miembros del anterior Ejecutivo, presidentes regionales y políticos de la LND, a activistas y artistas.

Suu Kyi y el hasta este lunes presidente, Win Myint, se encuentran bajo arresto domiciliario en sus residencias en la capital, Naipyidó.

Por su parte, todos los nuevos parlamentarios que tenían previsto jurar sus cargos en la primera sesión del Parlamento tras las elecciones de noviembre se encuentran “tranquilos” en sus hoteles de la capital rodeados por policías y militares, según revelaron a Efe dos de los diputados.

Según esta misma agencia de noticias, la situación en las calles de Rangún, la ciudad más poblada del país, es de tranquilidad y no se observan grandes dispositivos de seguridad.

La mayoría de las tiendas y las entidades bancarias, que la víspera cerraron ante la masiva afluencia de clientes para retirar efectivo, permanecen abiertas con aparente normalidad.

Suu Kyi pidió la víspera a sus seguidores rechazar el golpe, aunque de momento no se han registrado protestas contra la asonada. Mientras, en las redes sociales, los usuarios piden esperar en casa las directrices enviadas por los líderes de la LND.

En su comunicado enviado a los militares, la formación también ha demandado que se respete el resultado de las elecciones celebradas en noviembre, donde el partido arrasó al imponerse en el 83% de los escaños en disputa.

Los militares, que a pesar de iniciar una “democracia disciplinada” hace una década, nunca habían renunciado del todo al poder, acusan al Ejecutivo depuesto de cometer fraude en los comicios.

Conforme al estado de emergencia decretado, los militares mantendrán el poder durante un año y celebrarán elecciones en una fecha no precisada.

REUNIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

Los Estados que componen el Consejero de Seguridad de la ONU acordaron mantener este martes una reunión de urgencia para abordar el golpe de Estado. La cita, que se celebrará por videoconferencia y a puerta cerrada, ha sido incluida en el calendario oficial del Consejo de Seguridad para este mes, pactado por los embajadores de los quince países.

En una primera reacción, el secretario general de la ONU, António Guterres, exigió al Ejército el respeto de la democracia y condenó la detención de Suu Kyi y otros dirigentes.

“El secretario general urge a los líderes militares a respetar la voluntad del pueblo de Myanmar y a cumplir con las normas democráticas, resolviendo cualquier diferencia a través del diálogo pacífico”, señaló su portavoz, Stéphane Dujarric, en un comunicado.

En tanto, desde Estados Unidos, el presidente Joe Biden amenazó este lunes con sanciones a Myanmar y pidió a la comunidad internacional que hable con “una sola voz” para hacer que los militares birmanos “cedan inmediatamente” el poder.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: