La candelaria en Tlacotalpan sin fiesta ni alcohol

0

Como se dio a conocer, la fiesta de la Candelaria en Tlacotalpan se celebra de manera virtual como consecuencia de la pandemia por el Coronavirus.

Sin gente, sin fiesta, sin alcohol y sin embalse de toros, este día los tlacotalpeños celebran a su virgen desde casa, porque tampoco pueden acudir a los templos.

Las actividades se transmiten por Facebook a través de la página del ayuntamiento de Tlacotlapan.

La fiesta de la Candelaria, que se celebra hoy 2 de febrero, cuenta con una variedad de tradiciones, ya que reúne festejos católicos y prehispánicos.

De acuerdo con la religión católica, representa la purificación de la Virgen María, 40 días después del parto, y la presentación del niño Jesús en la Iglesia.

La Virgen llevó candelas (velas) al templo para que fueran bendecidas y como símbolo de la presentación de su hijo tras la cuarentena.

De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), en algunos pueblos del país, durante el 2 de febrero bendicen las mazorcas, las cuales servirán para la próxima temporada de siembra, pues según sus creencias es el día en que todo se purifica.

Algunas regiones también realizan el tradicional levantamiento del niño, ya que guardan las figurillas del nacimiento que colocaron para el siguiente año. Además, llevan retratos del niño Dios a la Iglesia.

En México, el Día de la Candelaria también es una fecha para compartir, pues aquellos a los que les salió el niño en la rosca de Reyes el 6 de enero, deberán ofrecer tamales y atole a los acompañantes.

Cuando los españoles llegaron a Mesoamérica encontraron que los pueblos originarios celebraban la fiesta de los tlaloques en honor del dios de la lluvia (Tláloc) al inicio del ciclo agrícola, ceremonia que coincidía con el Día de la Candelaria.

Durante esa época realizaban la fiesta Huauhquiltamalqualiztli, donde se comían tamales por todos los pueblos y en todas las casas, además de que se realizaban sacrificios.

Durante ese periodo surgió la tradición de los llamados compadres de la rosca, es decir, las personas que ese día ofrecen tamales y atoles, con dicha celebración.

A la fecha, en algunos pueblos todavía llevan algunas costumbres, ya que en Coatetelco, Morelos, colocan ofrendas de comida como pipián y tamales de “ceniza”, llamados tlaconextamalli, los cuales una vez bendecidos se reparten entre los asistentes y una parte de esta ofrenda es llevada a un cerro cercano, donde la deposita en una cueva para pedir las lluvias.

También se acostumbra llevar a la Virgen de la Candelaria en procesión con música, cohetes y danzas.

El consumo del tamalli o tamal, vocablo náhuatl, que significa envuelto cuidadoso, aporta varios siglos de culturas indígenas diversas, plurales con su propio significado cultural que le ha permitido su permanencia en la gastronomía nacional. Fray Bernardino de Sahagún reporta en su Historia General de las cosas de Nueva España que los tamales se ingerían durante 10 festividades del anuario ritual del pueblo mexica.

El consumo del tamal, durante una celebración. Llegó a nuestros días aún cuando la religión y los dioses cambiaron.

FIESTA VIRTUAL EN TLACOTALPAN

Como se informó, debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, las fiestas de la Candelaria en Tlacotalpan se llevan a cabo de manera virtual.

Este domingo 31 de enero dieron inicio las festividades que se transmiten de forma virtual en las redes sociales del municipio, así como por la señal estatal Radio y Televisión de Veracruz.

La ceremonia de inauguración pre grabada se subió a redes sociales y comenzará el calendario de actividades, que se seguirán por medio de Facebook live y la plataforma zoom.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: