Misión de la OMS en China confirma la versión oficial: el covid es de origen animal; todo apunta a los murciélagos

0
  • El equipo de expertos encargado de investigar anuncia las primeras conclusiones tras cuatro semanas en Wuhan; no han logrado identificar la especie animal que pudo ser responsable de transferir el virus a los seres humanos

El coronavirus pasó a los humanos desde el murciélago a través de un animal intermedio y el celebérrimo mercado de Huanan no ejerció de cuna sino de amplificador. Son las conclusiones más relevantes de los 14 científicos internacionales tras dos semanas investigando en Wuhan el origen de la pandemia que ha causado más de dos millones de muertos en todo el mundo.

El trabajo sobre el terreno no ha dejado sorpresas pero ha apuntalado las teorías más sólidas y descartado las más gaseosas. Lo resumía Peter Ben Embarek, el jefe de la expedición, al inicio de la rueda de prensa: “¿Ha cambiado la impresión previa que teníamos sobre el origen del coronavirus? No. ¿Hemos añadido nuevos elementos al cuadro? Sí”.

Los expertos ya habían advertido de que serán necesarios muchos años para descubrir quién fue el paciente cero, qué animal sirvió de intermediario y otras cuestiones capitales.

El equipo de la OMS enumeró las hipótesis estudiadas: la infección directa, la indirecta a través de un intermediario, la cadena alimentaria en general y congelados en particular y la fuga del laboratorio. La segunda es la más plausible y la última ha quedado repudiada por “altamente improbable”.

Los murciélagos son los principales sospechosos pero persiste el misterio sobre cómo cubrió el virus los miles de kilómetros que separan Wuhan de la provincia de Yunnan y los países del sudeste asiático que albergan las colonias de los mamíferos alados.

La OMS enfatizó la urgencia de seguir investigando las cuevas de la región para dar con el origen del coronavirus. Pero, más de un año después, tampoco existe la certeza sobre los murciélagos.

Liang Wannian, jefe de la delegación de científicos chinos, recordó que los virus hallados en ellos “no son suficientemente similares al covid-19 para identificarlos como sus progenitores” y que la facilidad de contagio de visones y gatos sugieren que los felinos son también candidatos factibles. La OMS manejaba meses atrás un listado de 500 especies animales sospechosas.

Los expertos han dedicado esfuerzos ímprobos a trazar la ruta del virus y focalizado su atención en el mercado de Huanan. Han investigado a sus vendedores, intermediarios y granjas que nutrían ese zoológico gastronómico. Liang ha recordado los compulsivos análisis durante dos años: 11.000 animales (cerdos, vacas, pollos, cabras, patos…) en 31 provincias chinas y ninguno dio positivo.

EL FOCO ORIGINAL DEL VIRUS

Entre los objetivos menos quiméricos de la misión figuraba averiguar si el virus circulaba con anterioridad al estallido de casos en la lonja. Los análisis de sangre que rutinariamente almacenaban los hospitales de la provincia han descartado una presencia reseñable en las semanas previas pero los estudios tampoco lo identifican como el foco originario.

El primer caso vinculado al mercado data del 12 de diciembre y cuatro días antes hubo otro sin relación con él. Estudios científicos ya sentaron que las dos terceras partes de los 42 primeros casos eran ajenos a Huanan y los análisis en sus suelos y cañerías corroboraron que las secuencias genéticas del virus no provenían de animales, sino de personas enfermas, lo que sugería que el salto del animal al hombre se produjo en otro lugar.

“Es el patrón habitual en el inicio de una pandemia. Hubo casos esporádicos en diciembre, después pequeños focos y finalmente uno grande que es detectado (…) Sabemos que se había extendido entre particulares sin relación con Huanan sino con otro mercado, pero ignoramos cómo entró o se propagó” ha señalado Embarek. Pudo ser a través de un vendedor, de un animal vivo o de importaciones congeladas.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Los expertos han concluido sus dos semanas en Wuhan y trasladarán a la OMS un sumario con sus conclusiones. Han aplaudido la colaboración de sus colegas chinos y visitado mercados, hospitales, el laboratorio virológico de máxima seguridad y otros lugares vetados en las dos visitas previas. La entrada a la Casa Blanca de Joe Biden, que prohibió a su administración que siguiera vinculando el virus a China, ha aceitado la misión y permitido que se centrara en cuestiones puramente científicas.

La geopolítica, sin embargo, sobrevoló la rueda de prensa. La viróloga holandesa Marion Koopmans respondió con hastío a la enésima pregunta sobre la verosimilitud de los estudios científicos que encontraron trazas del coronavirus en Italia o España antes del estallido de Wuhan. Esos estudios, aclaró, no son aún concluyentes, pero han recomendado que se investiguen.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *