Astrolabio Político | La apenas veracruzana

0

“La ciudad nace, en mi opinión, por darse la circunstancia de que ninguno de nosotros se basta a sí mismo, sino que necesita de muchas cosas.” – Platón.

Xalapa, nuestra querida Atenas Veracruzana ha soportado estoica el desdén de quienes desde el poder federal y el gobierno del estado la han hundido en la mayor de las indiferencias y de los desprecios.
Nuestra capital, sede de los tres poderes estatales sigue siendo ignorada por las autoridades, que la observan con desdén y, peor aún, ha sido tal la intrascendencia para ellos que nos han enviado cada presidente Municipal que ha desdorado a la también conocida Ciudad de las Flores.
Comienzo por el final, con Hipólito Rodríguez, su actual alcalde y representante de manera formal, reconocido por la autoridad electoral y a la vez totalmente desvinculado de su gente, de los ciudadanos a quienes no tan solo no representa, sino que ofende con su desidia y torpeza, inesperada de un hombre formado en la academia y que al parecer es “buena persona”, al grado que media administración municipal ya le renunció porque ven venirles encima un tsunami.
Sin embargo, ni Xalapa, ni Veracruz, ni México, requieren de buenas personas; requieren de buenos gobernantes; pues el servicio público es una profesión, que sí, por supuesto requiere vocación, valores, compromiso, pero igualmente experiencia, preparación, entereza y mucha ética; en el entendido de que el común de las personas, por buenas y honestas que puedan ser, están estructuradas, habituadas a resolver tan solo problemas personales.
Sin embargo, la responsabilidad pública requiere de personajes, es decir personas con capacidades mejor desarrolladas para resolver conflictos, para solventar temas que afectan a grupos sociales, a comunidades enteras, con la integridad que los mantenga ecuánimes a pesar de la presencia de imprevistos o crisis, características que distan mucho de las propias de quien hoy tiene en sus manos el destino de cerca de medio millón de personas.
En unos meses, los xalapeños habrán de decidir en las urnas a la persona que tendrá a partir del primer día del próximo año, la tarea de conducir el destino de su municipio, y es muy probable que quien reciba este encargo, lo haga por segunda ocasión, y por tanto, no habrá cómo argumentar la necesidad de tiempo, de curva de aprendizaje, por el contrario será la oportunidad de asumir en la inmediatez el liderazgo de reposicionar a Xalapa como ícono cultural, educativo y turístico, embelesado por sus parques y jardines, con seguridad y desarrollo de oportunidades para todos.
Pero no todo será responsabilidad municipal, Xalapa, requiere de un Gobernador que voltee a verla con gratitud, que le tenga amor a su tierra, lo que no ha sucedido a pesar de que tuvo que pasar más de medio siglo para que llegara un xalapeño al Palacio de Gobierno y que tristemente de nada le ha servido a su ciudad natal, pues evidentemente no ha hecho nada por ella, a pesar de sus dotes de pintor de brocha gorda y habilidad para el machete.
Yo nací en el Puerto de Veracruz, sin embargo, desde siempre Xalapa me ha recibido con la mejor de sus caras y, por tanto, por elección, por adopción, me considero jarocho-jalapeño, y tengo plena certeza de que todos quienes aquí hacemos vida, queremos lo mejor para Xalapa, que resurja como la Atenas Veracruzana y no como la tratan, como la consideran hoy, desde los dos Palacios de la Av. Enríquez, como si fuera apenas veracruzana.

SEXTANTE

Trasciende que Samuel Aguirre Ochoa, líder del Movimiento Antorchista en Veracruz fue incorporado a las listas de candidatos a diputados federales por la vía plurinominal del PRI en la Tercera Circunscripción.
Egresado de la Universidad Autónoma de Chapingo, luchador social desde hace más de 37 años en Veracruz se ha caracterizado por ser un político congruente y respetado en todo el estado, ha sido ex diputado local y actualmente su movimiento aglutina poco más de 100 mil veracruzanos en más de 170 municipios de la entidad.
Gestor de obras de infraestructura social y de beneficio colectivo para pueblos y colonias marginadas; impulsor de la formación de reservas territoriales para dotar de lotes de interés social a familias que no cuentan con un lugar donde vivir, así como de campesinos para obtener apoyos que les permitan elevar la productividad de sus terrenos.
Aguirre de Ochoa es un apasionado del deporte, gran promotor de la cultura, amigo de los maestros y estudiantes, pues por años ha trabajado en favor de la educación.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: