Promover una cultura de paz desde las escuelas

0

La administración estatal combate la inseguridad y la violencia a través de la estrategia de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz, donde participan las corporaciones preventivas y de procuración de justicia, así como la Delegación de la Secretaría de Bienestar para atender las causas de la desigualdad social.

De manera paralela, a través de la Secretaría de Educación de Veracruz, es necesario reforzar e insistir en los programas educativos para la construcción de una cultura de paz desde las escuelas.

Al respecto, habría que destacar que en el año 2000, la UNESCO difundió un manifiesto para la cultura de paz y no violencia,dirigido a todos los ciudadanos del mundo, que entre otras cosas se refiere a respetar la vida y la dignidad de cada persona sin discriminaciones ni prejuicios; practicar la no violencia activa, rechazando la violencia en todas sus formas: física, sexual, psicológica, económica y social, en particular hacia los más débiles y vulnerables, como los niños y adolescentes, y defender la libertad de expresión y la diversidad cultural, privilegiando la escucha y el diálogo, sin ceder al fanatismo, la maledicencia o al rachazo del prójimo.

Dicho lo anterior, la cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia, previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones, con un espíritu de entendimiento y cooperación.

Construir una cultura de paz sirve para establecer relaciones interpersonales basadas en el respeto, el aprecio, la tolerancia y la empatía sustentada en la dignidad y los derechos humanos, lo que implica transformar la forma en la que nos relacionamos para evitar hacer daño o lastimar a otros o a nosotros mismos.

Según la declaración de la ONU entre las acciones que se deben llevar a cabo para construir una cultura de paz, se destacan:

Educación: promover la educación para todas las personas, con valores y actitudes que favorezcan la cultura de paz, el diálogo y la resolución pacífica de conflictos.

Derechos humanos: promover el respeto de todos los Derechos Humanos porque son complementarios a la cultura de paz.

Promover el desarrollo económico y social sostenible para lograr la reducción de las desigualdades económicas y sociales. Erradicar la pobreza. Seguridad alimentaria. Autonomía de la mujer. Medidas especiales para grupos con necesidades especiales y la sostenibilidad ambiental y fomentar en todos los países del mundo la justicia social.

Igualdad entre hombres y mujeres: la igualdad en seres de distintos sexos es esencial para la cultura de paz. Es importante eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer en todas las áreas de la vida.

Democracia: esta forma de gobierno, garantiza la libertad, la justicia y la organización social para crear y fortalecer una cultura de paz.

Promover la comprensión, tolerancia y solidaridad: promover estos valores es garantizar el desarrollo de una cultura de paz.

Las escuelas son espacios en donde repercuten los problemas de descomposición social que vive nuestra sociedad, razón por la cual se requiere trabajar –cuando las condiciones de la pandemia lo permitan y a través de los programas de Aprende en Casa– con los jóvenes, favoreciendo el desarrollo de sus habilidades, actitudes y valores enfocados a lograr una cultura de paz.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *