EN CARDEL, LA GENTE DICE… | ¡¡¡Fuera máscaras!!!

0

En Puente Nacional…
No tan sólo es incierta, sino que tiene tantos vericuetos la política que hasta podría semejarse al Facebook donde solitos se encueran los de doble moral.
Lo que se siembra se cosecha, lo estoy viendo, nadie me lo cuenta.
Observo los “toros” y “vaquillas” desde las barreras y me quedo hasta helado nada más de percatarme de tanta inmundicia, todo por el hambre del poder y donde nada importa traicionar a los amigos, a esos que ayudan a crecer políticamente, y por ende fortalecen las finanzas de esos osados y desleales seres que respiran, y que hoy lo hacen muy bien desde sus “heridas”.
Es la naturaleza de ellos, son sus genes. Se llenan la boca en decir que son “amigos”, y en realidad no lo son, de todos hablan a pesar de que se les ayuda en sus aspiraciones políticas.
¡Dan tristeza!, ¡Dan lástima!
Sobre todo, porque vemos cómo con sus lenguas viperinas y acciones solitos van cavando su tumba poco a poco, yo veo muy difícil que dos o tres de esos ejemplares alcancen sus sueños, ya vislumbré que hasta ahí llegaron, me lo han dicho puenteños aquí entre nos, es notorio, les está saliendo el tiro por la culata.
La pelotita aquí está, sobre la cancha, el que la quiera cachar que la cache, se la regalo. Siempre he sostenido que quienes vivimos en estas latitudes nos desarrollamos en pueblos pequeños donde casi todos nos conocemos, y por nuestro actuar, bueno o malo la gente nos conceptualiza o define bien preciso, tal como somos, naturalitos, sin más que agregar.
Al sol de hoy, noto en Puente Nacional cómo por más piedras, obstáculos y trabas que pretendan poner esas mentes obtusas y perversas, no les resultan o salen a la perfección, todo se les revierte, y la gente ya lo sabe, ya lo vio, por lo tanto visualizo que se van a quedar con el bate al hombro. Unos ni siquiera alcanzarán candidatura y se quedarán como el chinito, otros perderán y feamente porque el electorado ve claramente el hambre en los ojos de varios.
Al tiempo… al tiempo.
Tan nefastos personajes olvidan que el que obra mal, se le pudre el tamal.
Y como en la vida hay una causa y un efecto, indudablemente que el mal que intentan causarle a algunos, se les revertirá y ya empezó a verse que no les saldrán las jugadas perfectas como pretenden.
Por cierto, me entero que 2 denuncias penales, y severas, pronto saldrán a la luz pública.
¿Y todo por qué?…
Insisto, el mal que le deseas al prójimo, es para ti. Visto y escrito está, amén de que las ingratitudes igual se pagan en este restaurante llamado vida, preguntándonos muchas veces el por qué nos suceden cosas feas, nos va mal en la vida o no tenemos suerte, en vez de que nos hagamos una retro inspección o nos echemos un clavado al interior de nuestro ser, sitio donde encontraremos la respuesta correcta.
La desesperación política no es buena consejera también. Engañar a la gente pareciera fácil, burlarse de los electores igual… ¡¡¡Aguas!!!
En Puente Nacional la gente tiene memoria.
En política, la paga de la traición e ingratitud es derrota.
Sigue “palomero” el escenario político en la región cardelense, mejor que una película de Netflix y ya estoy viendo cómo a más de dos o tres ejemplares el engrudo ya se les hizo bola, por lo que terminarán poniendo su carita mustia y si tantito tuvieran conciencia, ésta será el peor de sus infiernos por el resto de sus días.
Lapidario: ¡¡¡TODO LO QUE AQUÍ SE HACE, AQUÍ SE PAGA!!!

LA ÑAPA.- Caso contrario, estoy viendo cómo sólo un aspirante a la primera magistratura municipal está tejiendo finamente en Puente Nacional, sin tanto aspaviento y ahí va, ahí la lleva, montado en caballito de hacienda, y sin duda arrasará porque talento le sobra y se abraza de la educación y el respeto hacia sus semejantes, buscando en estos la unidad y no el divisionismo que tanto daña a cualquier municipio.
Lo observo desde mi balcón y veo cómo, inteligentemente ni se engancha, ni hace corajes, todo se lo deja al Creador, un día así me lo dijo. Expone el amigo, llamado Roberto Montiel que él no estila hablar mal de nadie; que él ve, oye y las piezas del ajedrez las va moviendo con sabiduría.
El nativo de Naranjos es de los que piensan que las personas que acostumbran hacer el mal, les va mal en la vida y siempre serán infelices, nada les llenará. Sabe que, de él, gente enferma ha empezado a tratar de enlodarlo, pero eso y nada es lo mismo porque asegura que de la inteligencia de la ciudadanía puenteña nadie se burla, que lo conocen casi a la perfección, y él más que detenerse a tirarle pedradas a cada perro que le ladra, avanza hacia la meta.

Ñapita.- Esperaré de nuevo, ver qué político astuto pretende con su verborrea engatusar y aprovecharse de la buena voluntad de algún dirigente cañero a fin de que éste le costee su campaña… ¡¡¡Al tiempo, al tiempo!!!

Y RECUERDEN: “El que no quiera ver visiones que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque; y al que le arda, que se sople. ¡Dicho, escrito y publicado está!

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: