Secretaría de Bienestar cumplió en sus programas sociales: ASF

0

A pesar del ruido mediático que han generado, en sus informes sobre el Ejercicio Fiscal 2019, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que la Secretaría de Bienestar cumplió en sus programas sociales. Lo anterior, en referencia a los dictámenes sobre los programas de personas adultas mayores, con discapacidad, niñas y niños de madres trabajadoras y Sembrando Vida.

En el caso de este último, la ASF destacó que el monto mensual de cuatro mil 500 pesos entregado a campesinas y campesinos les permitió obtener recursos que incluso los coloca por encima de la Línea de Bienestar Rural, que para 2019 era de dos mil ocho pesos mensuales, según el Consejo Nacional de Evaluacion de la Politica de Desarrollo Social (Coneval).

Grosso modo, para que el pueblo de México tenga el contexto y la dimensión de los programas sociales del gobierno federal, en 2019 la Secretaría de Bienestar ejerció un presupuesto por más de 150 mil millones de pesos y prácticamente la totalidad de esos recursos se entregaron a la gente.

De entrada, son cerca de diez millones de personas las que se benefician directamente con los programas sociales que impulsa desde la Secretaría de Bienestar el presidente Andrés Manuel López Obrador; se trata de personas adultas mayores, personas con discapacidad, niñas y niños hijos de madres trabajadoras, así como campesinas y campesinos que antes no veían futuro.

Nunca antes un gobierno había ayudado tanto a los más pobres y desfavorecidos, por lo que la Secretaría de Bienestar aseguró a la población mexicana que los programas sociales no se han detenido ni se van a detener.

La dependencia federal señaló que los recursos para la gente van a seguir entregándose, incluso de manera adelantada para seguir enfrentando los efectos de la pandemia y para no interferir en procesos electorales, porque es su derecho y es también un acto de justicia.

De igual forma, refirió que los recursos de los programas sociales no sólo están garantizados sino que han ido en aumento, porque ahora los derechos sociales son una realidad. Prueba de ello es que su presupuesto pasó de más de 150 mil millones de pesos en 2019, a más de 181 mil millones en 2020, y más de 191 mil millones para este 2021.

En este marco, la Secretaría de Bienestar, encabezada por Javier May Rodríguez, concluyó que las observaciones planteadas en los informes no son definitivas y que el propio titular de la ASF dejó claro que aún falta un proceso de notificaciones, aclaraciones y seguimientos, durante el cual se presentan solventaciones, por lo que las áreas responsables de la secretaría se mantienen atentas a las notificaciones.

Lo importante es que los recursos de los programas sociales se sigan manejando como hasta ahora, sin corrupción, sin intermediarios, con transparencia y con rendición de cuentas.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *