Muelle 1 | Llamado a la democracia

0

A mi madre Berta

El Acuerdo por la Democracia, propuesto por el presidente Andrés López Obrador a los gobernadores en vistas de las elecciones del 6 de junio entrante, cuenta, ya, con la adhesión de 25 de los 32 que conforman la república federal y parece que ahí van a quedar.
En efecto, algunos mandatarios del Partido Acción Nacional (PAN), – Baja California Sur, Quintana Roo y Yucatán- no se suman a la lista todavía, sobre todo luego de las serias acusaciones judiciales que pesan sobre su compañero de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien sí se adhirió a pesar del juicio de desafuero al que está sujeto y en lo que ellos no están de acuerdo ni con esto ni con el otro de orden político. Otros sí, como los de Chihuahua y Guanajuato.
Por el PRI no se incorporan todavía los de Campeche, Guerrero, Sinaloa y Sonora, éste, a cargo de Claudia Artemiza Pavlovich Arellano, aun cuando López Obrador está en espera que lo haga pronto.
La contienda es relevante pues están en juego 300 diputaciones de mayoría relativa y 200 de representación proporcional, 15 gubernaturas, 30 congresos estatales y cerca de dos mil presidencias municipales.
Estas elecciones son claves por muchos motivos, principalmente es un referéndum a la actuación gubernamental del presidente; se espera que impere el tsunami político del propio presidente en la contienda; obtener mayoría en la Cámara de Diputados de Morena como medio de consolidar a la cuarta transformación; demostrar amplia participación social; demostrar que el Instituto Nacional Electoral (INE), ni pinta dadas las mutuas desconfianzas entre el gobierno federal y ese organismo autónomo.
El acuerdo persigue esencialmente que se denuncie la entrega de dinero de origen criminal en el financiamiento de campañas, impedir la comisión de delitos electorales – compra de votos, el acarreo o el relleno de urnas- prácticas harto conocidas por priistas, panistas, verdes y perredistas por cierto.
En una sociedad polarizada y en medio de situaciones complicadas de economía y salud, López Obrador tratará de colocarse en la figura política salvadora y en su afán de pasar a la historia de manera razonable a diferencia de muchos antecesores en la historia reciente.
Atraques
Esteban Moctezuma Barragán puede caer bien o mal aunque es de reconocer a un político suertudo: ya fue secretario de Educación Pública, Desarrollo Social, Gobernación; ahora embajador en Washington.
Con tantas prioridades en puerta es obvio que la mayor parte de las dependencias federales están pasmadas, una de ellas la relativa a medio ambiente y como dijo el innombrable, ni se ve ni se oye. Lo mismo ocurre con los gobernadores y ni se diga de los alcaldes en esta materia.
Urge reactivar el turismo con todas las medidas precautorias, pues la actividad se desplomó en un 70 porciento, situación delicada ya en muchas partes.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: