Sedena también presenta su respeto a las mujeres que laboran a la par que sus compañeros, con preparación y disciplina

0

Xalapa, Ver.- No se concibe el desarrollo de las fuerzas armadas en nuestro país sin la participación de la mujer, actualmente en el Ejército no existe ningún área en donde no haya mujeres laborando.

“Las fuerzas armadas son disciplinadas y la mujer se ha adaptado a la disciplina, o más bien es su disciplina la que nos está sirviendo en este momento porque tienen un orden, una fuerza de voluntad que sorprende. No veo ningún área en que flaqueen… es producto de la preparación que el ejército pondera en su personal”, señaló el teniente coronel Zenón Cisneros Martínez, subjefe del Estado Mayor de la 26 Zona Militar.

Hoy en día la mujer debe ser una mujer preparada y en el Ejército no se dan excepciones, se prepara al personal para que se dé la igualdad, tal es el caso de la cabo Sharon Arroyo Lara, ingeniero agrónomo de profesión con 8 años de antigüedad en el Ejército.

“Es un cambio drástico, pero a pesar del uniforme, nos permiten cabello, maquillaje, nos hemos ido compaginando con los compañeros, cuando ingresé había 6 mujeres, hoy hay 40 estamos casi a la par, llevamos bien, buena relación en trabajo con compañeros”.

Con conciencia de que hombres y mujeres tienen su lugar en el Ejército, tal es el caso de la subteniente oficinista, encargada de la oficina de reclutamiento de la 26 Zona Militar y licenciada en Derecho, Flor Maritza Vázquez Guzmán.

“Somos el 13% en la Secretaría de la Defensa Nacional de personal femenino, mi esposo no es militar, es civil, hay buena comunicación y apoyo (…) afortunadamente está desapareciendo el machismo, la mujer está un poco más a la par con los hombres en todos los niveles, tanto en conocimientos como en capacidad física, en el medio laboral somos muy similares”.

Las mujeres destacan en áreas de logística, operativa, policías militares, transportes y transmisiones, porque el Ejército brinda la oportunidad de ingresar a un plantel militar en donde desempeñar su vocación como la teniente enfermera Mayrani Rodríguez Laurel, que participa en el Plan DN-III y coordina la vacunación contra covid, para ella estudiar en la universidad de las fuerzas armadas fue lo mejor que le pudo pasar”.

“Entras a la escuela y no tienes que gastar en nada, te pagan comida, uniformes, libros, todo te lo da la Secretaría de la Defensa, también te dan una pequeña ayuda los fines de semana; los primeros 6 meses son de instrucción militar, primero te enseñan a ser militar y después las escuelas Colegio Militar y después las licenciaturas”.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: