Eddie Murphy revela la dolorosa razón que lo llevó a abandonar la actuación

0

Mientras la secuela de Un príncipe en Nueva York empieza a levantar vuelo en la plataforma de streaming Amazon Prime Video, Eddie Murphy reveló cuál fue la desagradable causa que lo llevó a dejar la actuación por varios años una década atrás.

Murphy, que retoma su rol del Príncipe Akeem en esta segunda parte del clásico de la comedia de finales de la década de 1980, contó el origen de su alejamiento de la industria cinematográfica. “Estaba haciendo películas de m… Estaba como, ‘esta m… no es divertida, me están dando Razzies’. Me dieron el premio al peor actor de todos los tiempos. Así que pensé: ‘tal vez es hora de tomar un descanso’”, dijo el actor en WTF, un podcast semanal presentado por el comediante Marc Maron.

Los Razzies son los Golden Raspberry Awards, unos galardones que se entregan en una ceremonia anual que parodia a los premios Oscar al honrar a los peores exponentes del cine.

Murphy fue coronado como el peor actor de la década después de una serie de películas que fueron bastante mal recibidas por el público y la crítica a finales de los años 2000, como Norbit (2007) y Tripulación Dave (2008).

Pero lejos de compartir con los organizadores del premio la carga de ironía que estos conllevan, el actor confesó que se sintió muy afectado por haber sido acreedor de semejante reconocimiento y que fue una circunstancia que lo llevó a pensar en tomarse un tiempo lejos de los sets de filmación.

“Solo me iba a tomar un descanso durante un año. Pero luego, de repente, pasaron seis y estaba sentado en el sillón. Y yo podría sentarme en el sillón y no salir de él, pero no quiero que el último montón de m… que me vean hacer sea solo m…”, manifestó Murphy.

“El plan era ir a hacer Dolemite (Es mi nombre), Saturday Night Live, Un príncipe en Nueva York 2 y luego hacer stand up y ver cómo me siento después. Por lo menos de esa manera van a saber si todavía sigo siendo divertido”, indicó Murphy.

Aunque todavía le queda mucho terreno perdido por recuperar, Murphy obtuvo algunos reconocimientos, entre ellos por la realización de Dolemite, estrenada en 2019. Por esa película consiguió un premio Redeemer, algo así como un galardón que lo redime, entregado por aquellos críticos que lo habían consagrado como el peor de todos.

Pero eso no fue todo. Murphy también fue nominado para el Globo de Oro 2020 a la Mejor Actuación de un actor en una comedia o musical, mientras que la propia cinta compitió por el premio a la Mejor Película musical o comedia.

Ahora, con Un príncipe en Nueva York 2, la secuela del filme que estrenó en 1988, que protagoniza junto a Arsenio Hall, Murphy apunta a conquistar otra vez un lugar privilegiado en el mundo de la actuación para dejar en el pasado el mal recuerdo de haber estado en el sitio en el que ningún actor aspira a ocupar.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: