Al estilo Mathey | La mejor disculpa

0

Buen día, apreciado lector:

Como lo enseñaban los grandes maestros de la era prehistórica -dijeran los nietos- la sencillez, la sensibilidad, los valores morales y las buenas relaciones siempre conducen al buen entendimiento entre los seres humanos.

Pues en estos tiempos de la modernidad, como andan las cosas. uno de los aspectos en los que más se requiere de buenas relaciones es la que deben fomentar los gobernantes con los gobernados.

Por lo que se palpa, se publica y se ve, ese podría ser el caso de presidentes municipales a punto de concluir su gestión, que no se interesaron en la aceptación de la ciudadanía. Les valió.

Y lo que son las cosas, a estas alturas, todo parece indicar que, por lo que se palpa, se publica y se ve, absolutamente consciente de ese error, en los lugares que le falló a la sociedad, el mismo partido se disculpará con la ciudadanía postulando a quienes ya enseñaron que son servidores públicos no solo honestos, también eficientes, apreciados y bien valorados.

Cuando menos así se advierte en Xalapa, en el caso del empresario Ricardo Ahued Bardahuil de quien bien lo dice y difundió por cielo, mar y tierra el calificado analista Sergio González Levet: “Ricardo Ahued sigue siendo el rey del voto porque nunca se ha alejado de la gente y no ha cambiado su carácter amable y honorable.

“En las colonias populares lo ven como un redentor; en la clase media, como su adalid; en la alta, como un gobernante viable y eficiente, ya que el comerciante y político tiene una muy buena imagen entre los xalapeños y es muy conocido, además de que ya fue alcalde de la capital veracruzana y no hizo un mal papel, metiendo orden en el palacio municipal y volviendo a colocar a Xalapa en el nivel que merece”.

Y claro, agrega este reportero, con todo el apoyo federal -ora sí- para -de contar con el voto de la mayoría, como se espera de ser postulado- de inmediato empezar a transformar la capital veracruzana, como ahora mismo ya lo planea, acucioso, como es.

A propósito, mientras a otros políticos ni siquiera se les ocurrió o de plano lo eludieron o buscaron la trampa, la humildad y sensibilidad que lo caracterizan y el deseo y la preocupación de cuidar su salud, la de su familia y la del prójimo llevaron a Ahued a hacer fila para vacunarse contra el covid, el sábado pasado en la Torre Olmo. Por cierto, muy bien organizada la vacunación en Xalapa. Aplausos a la Secretaría de Salud y auxiliares. Este reportero atestiguó hasta los aplausos a los médicos en la Normal Veracruzana. Cuide el agua y las plantas por favor.

gustavocadenamathey@gmail.com

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: