Egresado UV diseñó prototipo para inclusión de personas sordas y normoyentes

0
  • Con esta innovación, Gerardelli Santiago Cruz obtuvo el título de Licenciado en Tecnologías Computacionales; la presentación la realizó el 4 de marzo por Google Meet

Para obtener el título de Licenciado en Tecnologías Computacionales por la Universidad Veracruzana (UV), Gerardelli Santiago Cruz desarrolló un prototipo de comunidad virtual para apoyar la inclusión de personas sordas y normoyentes.
La presentación del proyecto se realizó el pasado 4 de marzo, en presencia de María Dolores Vargas Serdán y José Rafael Rojano Cáceres, directora de tesis y codirector, respectivamente, así como de académicos, estudiantes y familiares del joven egresado de la Facultad de Estadística e Informática (FEI).
En la transmisión en vivo a través de Google Meet, Gerardelli Santiago dio a conocer que este proyecto busca ser el medio para que personas sordas y normoyentes puedas interactuar, compartir información y así dar paso a la inclusión.
Precisó que las comunidades virtuales son redes de lazos interpersonales que proporcionan sociabilidad, apoyo, información, un sentimiento de pertinencia y una identidad social.
Destacó que la inclusión de personas sordas es lo más importante de su trabajo, pues tanto el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) mencionan que es necesaria la eliminación de todo tipo de barreras físicas, de información, sociales y actitudinales.
“Esto se vuelve fundamental porque a través de los procesos de inclusión es posible alcanzar la equidad de las personas con discapacidad sensorial.”
Señaló que uno de los grandes problemas que enfrentan las personas normoyentes es no saber cómo comunicarse e interactuar con una persona sorda, lo que genera barreras para la inclusión. Además, no existe el medio por el cual se dé esta interacción.
Por tanto, en su hipótesis el joven propone el desarrollo de una comunidad virtual o tecnológica en donde se vea involucrada la participación de ambos sectores, con el fin de favorecer el proceso de inclusión e integración.
De ahí la pertinencia de dicho prototipo, cuya evaluación del grado de satisfacción fue probada exitosamente tanto por usuarios sordos y normoyentes, como por expertos de la FEI en el área de interacción humano-computadora.
Dijo que si bien está enfocado en personas sordas, también es necesario definir algunas limitaciones para utilizar el prototipo, entre ellas que los usuarios deben saber leer, escribir, conocer el idioma español y la lengua de señas mexicana (LSM), uso de vista, tacto y ser mayores de edad.
La segunda limitación son los usuarios sordos signantes, es decir, quienes no conocen el idioma español.
Para el análisis de la propuesta se tomaron en cuenta tres puntos importantes: las guías de diseño, exploración de comunidades virtuales y caracterización de usuarios.
Dentro del primero se analizaron las guías: MOBIDEAF, donde se muestran pautas para la creación de redes sociales, específicamente para personas sordas; la Guía de Google, debido a que muestran principios de cómo crear aplicaciones para la plataforma Android; WCAG en su versión 2.1, que menciona aspectos de accesibilidad de la información.
Otro aspecto notable fue la exploración de las comunidades virtuales en grupos de Facebook ya existentes, en un periodo de dos semanas, del 19 de abril al 2 de mayo de 2019.
“Durante este tiempo se observó cómo interactuaban, con qué elementos, qué tiempo; en fin, todos los elementos que fueran de utilidad.”
De la información recabada se determinó incluir algunos aspectos relacionados con publicaciones en imágenes y videos, comentarios, reacciones y chat de contactos.
Detalló que para el desarrollo de la aplicación se emplearon diversas herramientas como: Android Studio y Firebase, este último para la autenticación de usuarios, almacenamientos y notificaciones en tiempo real.
Los resultados de las pruebas hechas por expertos arrojaron que el prototipo es usable y cumple con las siguientes heurísticas de usabilidad: visibilidad del estado del sistema, consistencia y estándares, reconocer antes que recordar, diseño estético, minimalista y prevención de errores.
Para trabajos posteriores se recomendó realizar pruebas de laboratorio con usuarios sordos y normoyentes, mejorar la calidad de los elementos visuales, de la transmisión de videos e incluir módulos donde se aprenda LSM.
Motivado por el desarrollo del prototipo, Gerardelli Santiago Cruz destacó el impulso de proyectos –por parte de la UV– para la inclusión de personas con discapacidad sensorial.
Uno de ellos es el Alfabetizar a Sordos (Alas); Lunes de Lengua de Señas Mexicana, a través del cual se buscaba documentar su aprendizaje; el Primer Foro Virtual Internacional de Inclusión.
También, el desarrollo de una aplicación que traduce lenguaje de señas a texto; y el diseño de una interfaz para comunidad virtual orientada a la convivencia de personas sordas y estudiantes universitarios.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: