Al Estilo Mathey | Profesión divina

0

Buen día lector:

En charla con el reconocido médico militar y gran escritor Rafael Martínez Zaleta comentaba que como en tiempos de guerra, en los apocalípticos de hoy, los médicos y enfermeras han entregado a la sociedad mexicana todas sus virtudes, cualidades y conocimientos en aras del combate al Covid19 por lo cual la sociedad los honra y reconoce plenamente.

Como de todos es sabido, en esa trinchera el personal médico enfrenta esta calamidad consciente de que pone en riesgo su vida y la de sus seres queridos. Los hospitales se han saturado y miles de ciudadanos han fallecido.

Al principio no había claridad en los diagnósticos, se hablaba de neumonía; los medicamentos comenzaron a escasear, los insumos médicos mermaron, la falta de tanques de oxígeno se hizo evidente, algunos médicos se llegaron a contaminar y por desgracia otros heroicamente fallecieron en este angustioso campo de batalla.

El Juramento de Hipócrates se cumplió al pie de la letra, y su sentencia, “quitar el dolor es obra divina” fue la bandera que ondearon las mujeres y hombres vestidos de blanco.

Destaca el papanteco que en nuestra patria chica se observó al secretario de Salud Roberto Ramos Alor -muy diligente, con seriedad y a veces con energía- conminar a la ciudadanía para actuar con responsabilidad y respetar los protocolos elementales contra la pandemia, a sabiendas de que el éxito no depende tan solo de médicos y enfermeras sino de la respuesta popular y su obediencia a las indicaciones sanitarias.

Aquí en el entorno por supuesto, después del Secretario, expresó su admiración y respeto al doctor José Díaz Téllez, director del CAE, al director del Hospital Luis F. Nachón, doctor Elías Rached Osorio y al doctor Avelino Guardado Sánchez, director del hospital de alta especialidad de Veracruz “por mencionar los más cercanos y por el arte de manejar instituciones en crisis tan especial, haciendo lo más con menos, que sí se puede cuando se predica con el ejemplo”, precisó el doctor Rafael.

Y por lo mismo extiende su más acendrada gratitud “a todo el personal médico, de enfermería e intendencia”.

Bien hecho.

Tenga el lector un buen día.

Cuide más el agua y las plantas.

gustavocadenamathey@gmail.com

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: