DESDE A JANELA | ¿De verdad el elector mexicano es solo un sujeto pasivo?

0

Como ya es por todos sabido, se empieza a configurar la competencia electoral de este año y ya las alianzas tanto gobiernistas como opositoras y algunos partidos políticos que van solos por valientes o porque la legislación electoral no les permite otra opción, han designado a sus candidatos para la Cámara de Diputados federal y para elecciones a diversos cargos locales de acuerdo al calendario electoral de cada estado que tiene este año una cita con las urnas.
Sin embargo, en el caso de las alianzas que en apariencia dominan las preferencias electorales vemos con incredulidad cómo siguen la costumbre mexicana de despreciar al electorado y postulan a quien los dirigentes partidistas quieren sin importar la idoneidad del candidato o incluso su desempeño en los cargos públicos que ocuparon el pasado.
Siendo lo anterior debido a que en México somos expertos en cambiar para que las cosas sigan igual y un buen ejemplo de ello es que nos vendieron la reelección para legisladores y ayuntamientos con la idea de que ahora sí quienes ocuparan un cargo electoral de los mencionados, para poder repetir en el puesto por otro término constitucional tuvieran que rendir cuentas a sus electores ya sea a través de su desempeño o buscando mejoras para su distrito electoral.
Más la realidad es que los únicos que obtuvieron más poder fueron los dirigentes partidistas, ya que ellos y sólo ellos controlan la llave de la reelección y en todos los partidos hemos visto casos de legisladores con un buen desempeño en su cámara que, por rivalidades o encono de sus dirigentes, han sido marginados para esta campaña.
Otro caso de desprecio de los partidos por el electorado es que la alianza en la que se sustenta el gobierno está postulando a verdaderas nulidades que solo quieren para que en automático levanten el dedo en la Cámara de Diputados y no tengan ningún asomo de crítica hacia lo que el gobierno proponga por más aberrante que esa propuesta sea.
Y la oposición en muchos casos demuestra el mismo desprecio al electorado cuando postula a candidatos cuya forma de gobernar o representar fueron claramente repudiadas en las pasadas elecciones y todavía lo hacen más al sostener que esa es la única alternativa para frenar al gobierno actual y con ello pretender que todos los que están en desacuerdo con el gobierno restauren a quienes les quitaron el poder en los pasados comicios.
Un caso que ejemplifica a la perfección lo anterior es la forma en que ambas coaliciones tratan al electorado jalapeño, ya que por una parte la coalición que encabeza MRN (Morena), así le vamos a llamar de aquí en adelante ya que son sus iniciales y por ellas se conocen a todos los partidos en México, busca la reelección de diputados que han sido una verdadera nulidad como legisladores; destacando de sobremanera el diputado Villalpando, quien aparte de que en su periodo nunca estuvo en su distrito, ya que decía que su trabajo era en la Ciudad de México, y resulta que según los datos que arroja la misma Cámara de Diputados, él ha sido un diputado que no ha presentado ninguna iniciativa ni tampoco ha subido en los tres años una sola vez a la tribuna.
¡Vaya podríamos decir que solo fue a calentar la curul, pero resulta que ni a eso fue, ya que su curul es la más fría de todas! porque es el diputado que más faltas acumuló en toda la legislatura y aun así se atreve a pedir el voto para repetir en el cargo.
Y la oposición, ¡Ay la oposición!, tiene una oportunidad dorada para desbancar a muchos diputados gobiernistas debido a ineptitudes como la que comentamos y sin embargo prefiere complicarse la vida y postula a candidatos que representan todo lo que el electorado repudió hace tres años y con ello enajenan o al menos ponen en conflicto a buena parte del electorado, a quien pretenden obligar a escoger entre quienes mal gobiernan ahora y quienes gobernaron igual de mal hace algunos años.
Afortunadamente el elenco electoral es más amplio, ya que aparte de esas dos coaliciones existen partidos que van solos y que presentan opciones más innovadoras y bien vale la pena voltear a verlos, porque puede que nos encontremos con opciones interesantes y así hacer saber a todos los partidos que quien realmente manda en una democracia es el elector y que si el gobierno no funciona, como no lo está haciendo y la principal oposición se empeña en ofrecer más de lo mismo y que fue repudiado masivamente, bien se pueden buscar otras opciones y así dar como electores un golpe de autoridad que en este país ya urge.
Si el problema es que el gobierno y los partidos sólo consideran al elector como un sujeto pasivo que incondicionalmente debe de apoyar a quienes ellos tengan a bien designar como candidatos, ya es tiempo de que el elector vuelva a mostrar su fuerza y ponga límites a esa situación.
Como corolario de lo que en esta ocasión se trató en este espacio, tenemos lo que sucedió en el PAN jalapeño, partido que organizó una precampaña para elegir por medio de su militancia a su candidato para la alcaldía, proceso interno que culminó con la elección de un candidato y a los pocos días por un acuerdo de dirigencias aprueban una alianza con un candidato de otro partido y con ello echan por tierra y se burlan groseramente no solo del electorado sino lo que es peor, de su propia militancia, ya que lo que ésta última decidió no valió nada frente a las disposiciones de la dirigencia.

felfebas@gmail.com
Twitter: @FelipeFBasilio

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: