Qué fue de Pablo Reinah, el reportero que cubrió el montaje de Florence Cassez

0
  • El periodista de Televisa, uno de los más destacados del área de noticieros, fue despedido de la empresa cuando se descubrió el escándalo protagonizado por Carlos Loret y agentes de la AFI.

Es uno de los “damnificados” más grandes de este escándalo televisivo, uno de los más sonados de la política y los medios de comunicación nacionales, en el que también se puso en evidencia las carencias del sistema de justicia mexicano.

En diciembre de 2005, desde los estudios de Noticieros Televisa, Carlos Loret de Mola, titular de Primero Noticias, presentó una de las “exclusivas más grandes de su carrera” como periodista; la desarticulación en vivo de una supuesta banda de secuestradores apodada “Los Zodiaco”.

Pablo Reinah estaba ahí como reportero de campo, narrando el momento a través de un enlace en vivo con la televisora de avenida Chapultepec. Entró al lugar justo detrás de los elementos de la Agencia federal de Investigación y narró cada paso del operativo, incluyendo las declaraciones de Florence Cassez, la ciudadana francesa vinculada sentimentalmente con el supuesto líder de la banda, Israel Vallarta.

Noticieros Televisa y Carlos Loret se habían anotado un éxito profesional, pero poco después la verdad salió a la luz, se trató de una simulación hecha pública gracias a las declaraciones de la misma Florence, lo que despertó el interés de la prensa internacional y una serie de rencillas diplomáticas entre Francia y México.

El ex presidente francés, Nicolás Sarcozy fue contundente con el gobierno de Felipe Calderón: se trataba de una injusticia y la permanencia en la cárcel de Cassez no estaba justificada. Ella fue liberada años después y repatriada a su país.

Las autoridades mexicanas, una vez descubierto el montaje, aseguraron que los mismos medios de comunicación (Televisa), habían ideado la recreación de los hechos. “Una mentira más”, escribió Pablo Reinah en un artículo que escribió para el diario La Razón, en enero de 2012.
“En lo personal la declaración del entonces director de la AFI (Genaro García Luna) me costó una larga y difícil batalla por limpiar mi nombre de una calumnia, como quedó comprobado año y medio después cuando, tras una queja mía ante el Programa de Agravio al Periodista de la CNDH, la Procuraduría General de la República me envió una carta en la que reconoce que la información sobre el operativo desarrollado por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones, no se precisó que la detención de las personas ocurrió antes de su llegada y por lo tanto no se le proporcionó información completa, objetiva y veraz”, dijo Reinah en el artículo.

La credibilidad del reportero quedó entre dicho y su prestigio en el medio se esfumó, a pesar de tener varios años como periodista en los noticieros más vistos del país.

Carlos Loret de Mola siguió muchos años más en la empresa. Aseguró que no se dio cuenta de que se trataba de un montaje y pidió disculpas públicas. Tanto la audiencia como los directivos de la empresa lo perdonaron, pero a Pablo, no.
Ni García Luna ni Luis Cárdenas Palomino, de la división de seguridad regional de la AFI, fueron llamados a declarar. Recibieron el respaldo, dice el periodista, del mismo Felipe Calderón.

Cuenta Pablo que ni él ni los otros periodistas que estaban en el lugar de los hechos notaron que todo era falso. Muchos, como él, fueron despedidos, y otros, los que recibieron ese “favor” con tintes políticos, salieron bien librados.

Tras su salida de Televisa, Pablo continuó su trabajo periodístico en Uno Noticias, Claro Sports, el diario La Razón y estaciones de radio como Adrenalina. Se sabe que pronto publicará un libro sobre su experiencia en el caso de Florence Cassez, donde, dice, contará todo lo que vio durante y después del show televisivo de Televisa y la AFI.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: