Los Políticos | La puerta del Coyame

0

Misantla se torna todavía más interesante en la disputa por la curul cuando los aliados del poder se dividen: Morena irá con Gustavo Moreno Ramos; PT, con Rubén El Coyame Carrasco; y Román Bastida Huesca, por el PVEM.
Misantla se torna aún más interesante, cuando en la disputa por la curul, El Coyame peca de Sincericidio. Me explico:

El Coyame Carrasco en sus redes externa su molestia porque la coalición se haya desintegrado cuando sus contrincantes internos, El Profesor Moreno Ramos, y el alcalde con licencia de Vega de Alatorre, Bastida Huesca, no aceptaron que el empresario haya aparecido en las encuestas como el mejor posicionado y por ende, el más indicado para ser el candidato en pos de la curul misanteca.

La decisión de sus rivales en la contienda interna fue que cada quien se rasque con sus uñas, lo que llevó al Coyame a externar su opinión respecto a Román Bastida Huesca y del Profe Moreno Ramos.

Del primero, lo cataloga como un buen alcalde, aunque cree que se equivocó en los tiempos… si bien reconoce su táctica de dejar pasar un periodo para volver a buscar un cargo, “ahora, se ambiciona Román Bastida, el poder se le subió” y eso no es parte de la 4T, pues “la monarquía no aplica”, pues se equivoca en querer dejar a su esposa Milen Cuevas de Bastida como candidata a la presidencia municipal de Vega de Alatorre.

Rubén Carrasco peca de inocente cuando dice desconocer si han ocurrido otros casos así, donde un alcalde busca otro cargo y deja a su esposa (o quizás otro pariente) postulada como candidata… en Morena, PAN, PRI, PRD o el partido que usted quiera, lo estilan…

El Coyame, después de la descripción que hace de Román, dice que si el alcalde con licencia quiere “ayudar a mantener el Congreso local y federal” así como al Gobernador, “debe sumarse a quienes hoy están en el ánimo de la gente” (es decir, El Coyame) “y quitarnos esa parte de la ambición personal del Quiero ser, llevo 20 años y voy a ser sí o sí”.

Considera que la gente le reconocería mucho que regresara a terminar su gestión porque votaron por él por cuatro años, no por tres y medio”.

En el caso de Gustavo Moreno Ramos, El Coyame todavía le arrima el caballo más feo abriendo su comentario de que por su ambición de seguir viviendo del erario público, “puja para que no suceda la coalición”. Sabe que le dicen Profesor, y se pregunta cuántas clases ha dado. Hace un recuento de su paso por la política como diputado local, federal, alcalde, y lo tacha de “seudo morenista”, aunque siendo sinceros, entre los tres, el Profesor es el único Moreno… luego les explico el chiste.

Rubén Carrasco reconoce que el Profesor sabe incrustarse en los lugares donde está el poder, porque lo mismo ha pasado por el PRI, PAN, Panal, PT y ahora Morena, pero no por eso deja de recordarle que cuando fue diputado federal en tiempos de Vicente Fox, él votó por el desafuero de AMLO.

Por si eso fuera poco, El Coyame tampoco olvida que hace tres años, cuando Gustavo Moreno Ramos fue postulado candidato del PT, 48 horas antes de iniciar el proceso electoral, se bajó por no medir la fuerza de López Obrador.

En su lugar entró Erik Iván Aguilar López, el famoso Diputaco, quien dejó las filas del PT para apoyar al PAN y pues ya se sabe el resto de la historia… Por ahí le reclama al Profesor que le haya puesto “El Carrascas” y espera que ya pronto se jubile de la política.

Si bien, El Coyame habla de corazón, ejerciendo su libertad de expresión, no deja de verse esto más que como un dechado de sinceridad, un sincericidio… en política, entre políticos, hay que medir las palabras pues “la necesidad” dar una opinión puede alejarte de tu objetivo y de lo objetivo, para acercarte más a tus enemigos.

¡Quién sabe! En una de ésas, el Coyame abrió la puerta para una elección de dos, entre Othón Hernández Candanedo y Paquita la del Barrio, y sin querer, cerró la suya.

smcainito@gmail.com

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *