No se trata de elegir entre pobres y ricos, entre malos y buenos: CANACINTRA

0

El día de hoy inician las campañas para renovar Congresos locales y alcaldías en el país que se suman a las campañas a Diputados Federales y Gobernadores.

A todos y todas, les deseamos lo mejor en esta contienda electoral. Las y los mexicanos queremos que estos comicios sean ejemplares. Nuestro futuro depende de ello.

Como parte dinámica de un pueblo que cree en los cambios dentro de la ley, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), conformada por las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas, hacemos votos por que los comicios más grandes de nuestra historia se lleven a cabo con una intensa participación, entusiasmo, tranquilidad y civilidad democrática.

Este 6 de junio valoremos lo que tenemos y lo que está en juego. A los mexicanos de bien, nos toca hacer nuestra parte. Participar, compartir, razonar y decidir el camino mediante el voto.

A un mes de distancia, CANACINTRA hace un fuerte llamado al:

Primero: al organizador y de las elecciones, el INE y el TRIFE a que privilegien, de nueva cuenta, su actuar apegado al marco legal. A seguir conduciéndose con imparcialidad, firmeza y aplomo jurídico. Sólo así se consolida la democracia.

Lo que tenemos hoy, a todas y todos los mexicanos nos costó mucho tiempo y enormes esfuerzos. No lo pongamos en riesgo por excentricidades y excesos populistas. Existen leyes y reglas que demandan respetarse.

Segundo: a las y los candidatos, así como a los partidos políticos, privilegien sus campañas con propuestas que signifiquen beneficios a la gente.

Contrastar no es lo mismo que polarizar. Lo primero, enriquece el debate y la pluralidad de ideas; permite elegir. Polarizar, en cambio, es signo de debilidad intelectual y consecuencia del resentimiento.

Una campaña de propuestas orientadas a encontrar soluciones y trazar mejores caminos obedece a candidatos y partidos que verdaderamente aman a
México y están del lado de las familias mexicanas.

Tercero: al Presidente de la República y Gobernadores Estatales, es el mejor momento para dar el ejemplo de su vocación democrática. Es servir con
honorabilidad a las instituciones a las cuales se deben.

Sacar las manos de la elección es respetar el Estado de Derecho. Respetar al árbitro de la contienda y hacer valer los pesos y contrapesos que son la esencia de todo sistema democrático, es responder al pueblo y el mejor remedio para frenar a la dictadura y la corrupción.

Estas elecciones se tratan de la gente. Como pueblo tenemos asuntos pendientes y urgentes que tienen que ser atendidos y solucionados.

  • Las campañas tienen que hablarnos sin engaños de cómo vamos a salir adelante de la monumental crisis económica que sigue sin solución; de cómo se va a reencaminar la ocupación para millones de mujeres y hombres que necesitan trabajar y que les vaya bien.
  • De frenar el incremento de la pobreza, y dejar de verlo como un símbolo de orgullo igualitario, sino como debilidad institucional y fracaso social.
  • Las campañas deben encontrar fórmulas para atender y erradicar la pandemia del COVID-19, más allá del discurso insensible de los números de muertes.
  • Deben dar certeza a la inversión, a la educación, políticas responsables para atender el cambio climático y el deterioro ambiental, golpeado una
    y otra vez por la utilización de energías obsoletas, contaminantes y caras.
  • Las campañas deben dar respuesta a la inseguridad que existe en todas las familias ante la incertidumbre de no saber si sus seres queridos regresaran sanos a sus casas.
  • Las campañas tienen que ser un ejemplo de un sistema garante de confianza y credibilidad por parte del gobierno.

Esta campaña no se trata de elegir entre pobres y ricos, entre malos y buenos; solo hay un México. Este 6 de junio salgamos a votar por el México de
todas y todos.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *