Meditación | Ejerzo mi libertad de expresión

+2

Las personas dedicadas formalmente a actividades políticas, tienen en su genética una influencia hacia la corrupción, una pincelada en sus cromosomas desde, quizá, centurias, así es la herencia.
A muchas de esas personas no les toca ese gen, pueden heredar otras características físicas y de personalidad y otras más aun con ese factor de herencia no desarrollan la tendencia hacia esa practica conductual, la política.
En la mayoría de seres “tocados” por ese gen político, esta tendencia se desarrolla a borbotones y, entonces aquella pincelada se transforma en un óleo de política y corrupción semejante a un vergel de turbios intereses.
Escritores, filósofos, pensadores, seres humanos comunes, concilian con el concepto siguiente, “Todo político por pasión, es un ente potencial de corrupción”, por esto los ciudadanos que votarán en elecciones de funcionarios políticos de cualquier estrato deben analizar la trayectoria de esas personas que compiten por un puesto de elección popular, desmenuzar sus antecedentes, formación académica, desempeño en puestos públicos desempeñados, sus logros, su conducta social, en vida privada y sus cambios oportunistas de partido y giros repentinos de ideología, lo que deja un sentir de duda porque refleja conflicto de interés, más no en la política de bien, sino referente de todo lo contrario.
El candidato a quien daremos nuestro voto, debe ser merecedor de confianza sin titubeo y no es asi, los ciudadanos votan por el oropel con que los partidos envuelven a sus candidatos, por su presencia, vestimenta, maquillaje, “foto shops”, discursos formateados y declaraciones memorizadas que cuando se le olvidan llegan a ser hazme reír.
Las imágenes foto shop, de los carteles espectaculares, nada tienen que ver con la verdadera imagen del rostro del candidato y tampoco las leyendas acompañantes, porque son mentiras, inventadas para convencer a adultos ingenuos.
Discursos de campaña colmados de promesas cuyo cumplimiento ni ellos mismos creen factibles, porque ofrecen sin medida, sin analizar recursos para costear lo prometido, la cuestión es convencer a la multitud entusiasmada con las promesas de recibir beneficios sin esfuerzo alguno y al candidato ni lo conocen, acaban de saber de él cuando empezó su “campaña”, ya envuelto en panfletos con su imagen y “cualidades”
Muchos de esos candidatos logran ser el funcionario anhelado, y al cabo de tres o seis años, ahí van de nuevo por otro escaño en esa red complicada y corrupta de la política, y vuelven a empezar con sus mentiras, porque ya le han dado antes el triunfo, la estrategia es mentir, ofrecer canonjías, nunca hechas realidad, o que tendrán un grueso precio para el pueblo ingenuo y esperanzado. Por esto los candidatos jamás mencionan en su discurso un presupuesto que refleje costos y amortización de sus propuestas
Es necesario recordar conceptos tajantes que delinean a gobernantes insanos y a votantes susceptibles de engañar.
“Los ciudadanos que eligen gobernantes corruptos, después no se quejen porque ha sido su culpa, por complicidad y estulticia”
“El adulto ingenuo fácil de engañar debe tener en cuenta. que la ingenuidad en los niños es encanto y en el adulto, es estupidez”
Los mexicanos, este 6 de junio 2021, debemos analizar a por quien votaremos, sus antecedentes y conducta antes y después de ser candidatos, la congruencia de sus actos más que sus palabras, porque todo candidato debe saber esto, “Hablar nada nos dice, el hacerlo, nos dice todo”. Candidatos, por favor, hablen realidades congruentes, no ofrezcan maravillas, porque sabemos… jamás las cumplirán.
Ciudadano piensa bien antes de votar, no mires ofrecimientos e imágenes en clichés
vota con conciencia, otorga tu voto útil, tus hijos te lo agradecerán.
Debemos ayudar a México, sacarlo de esta desgracia que se llama MORENA, con todo y su patrón, don Andrés Manuel López Obrador, con todo respeto…
hsilva_mendoza@hotmail.com

+2

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *