Místicos y Terrenales | Amado Cruz, el candidato con mejor porcentaje de votación

0
  • Ricardo Ahued, el candidato con mayor votación
  • Ahued rechaza los parquímetros de Hipólito

Como en cada elección, abundan los reclamo de trampas, que les dieron el triunfo a los contrincantes.
En Veracruz Ricardo Exsome dice que están alteradas las actas y con eso quiere revertir los 4 mil 525 votos que lo separan del triunfo de Patricia Lobeira Rodríguez, ganadora de la elección del domingo por la presidencia municipal de Veracruz, de acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) que capturó el 94% de las actas.
Con las actas que faltan de computar es muy difícil que puedan revertir esa diferencia, a menos que el OPLE lo ayude lo suficiente.
Otro caso notorio, donde al parecer si están las irregularidades documentadas, incluso como para revertir los resultados, es el de Emiliano Zapata, donde se pedirá al OPLE la revisión de 53 paquetes electorales, de 95 casillas.
En Alto Lucero, Juan Viveros Castillo, candidato del PRI a la presidencia municipal, acusa 22 inconsistencias en las actas de computo y que en varias comunidades “hubo situaciones irregularidades”.
Pero hay otros casos donde todo está ya aclarado, como las elecciones de Xalapa y de Coatzacoalcos, por ejemplo.
En Xalapa, Ricardo Ahued se levanta con el triunfo en un resultado de dos a uno, con 111 mil 360 votos.
Esta es la cantidad de votos más alta obtenida por cualquier candidato a presidente municipal en el estado de Veracruz.
Como el mismo Ricardo Ahued dijo, es la muestra de la esperanza que los xalapeños están poniendo en su gobierno.
En la capital del estado, el contrincante más cercano de Ahued, David Velasco, tuvo una actitud bastante notable, al reconocer la derrota al segundo día, en un video que difundió en sus redes sociales, mediante el cual agradece “el apoyo y la confianza de los miles de xalapeños que nos dieron su voto” y donde le dice al candidato ganador:
“Para Ricardo, que será el próximo presidente municipal de Xalapa, va nuestra felicitación sincera. Esperemos, por el bien del municipio, que encabece una administración exitosa”
El caso de Coatzacoalcos también es bastante llamativo, porque el candidato de Morena a la alcaldía, Amado Cruz Malpica, tuvo el porcentaje más alto de votación de todo el estado, de cualquiera de los partidos, para los municipios medianos y grandes, con el 58.58%.
Ahí el candidato perdedor, Carlos Vasconcelos Guevara, se mantuvo en silencio por lo menos los tres días posteriores a la elección, sin reconocer el triunfo del contrincante, pero también sin acusar ni amenazar. Los votos de Vasconcelos fueron poco menos de la mitad de los obtenidos por el candidato de Morena.
Ahí también se ve muy difícil, casi imposible, poder revertir esa tendencia.
Otro caso muy llamativo dentro de la elección municipal, es el de Orizaba, donde Juan Manuel Diez Francos, será alcalde por tercera vez, postulado por la alianza PAN-PRI-PRD. Igualmente tuvo una votación sustancial, que le da una ventaja cómoda frente a Víctor Manuel Castelán Crivelli, abanderado de Morena-PVEM-PT, su contrincante en la elección, pero también miembro de un grupo poderoso de empresarios de Orizaba enfrentados con el grupo de Diez Francos.
Revertir el resultado ahí, tampoco se ve fácil.
Otro triunfo que se antoja inamovible es en Boca del Río, donde Juan Manuel de Unanue Abascal, candidato por el PAN, se lleva el 56.65% de la votación para la presidencia municipal, más de dos a uno contra su contrincante más cercana, Dulce María de la Reguera Gómez, quien queda muy atrás.
Marlón Ramírez, el presidente del PRI estatal, anota que aún cuando la coalición de Morena-PVEM-PT se llevó la mayoría de los ayuntamientos, no deja muy atrás en cuanto a números a la alianza del PAN-PRI-PRD.
De hecho asegura que los resultados, “nos pone en franca competencia frente a la alianza del gobierno”, pues Juntos Hacemos Historia, obtuvo 1 millón 333 mil 214 votos, y Veracruz Va: 1 millón 122 mil 487 votos.
“Pareciera que ésta cifra les alcanzó para arrasar. Pero esta es la crudeza de los números. La realidad es que, con toda la injerencia del gobierno, toda la participación política de las áreas de seguridad en la elección, apenas se adelantaron por 150 mil votos”, sentencia.
Así pues, la elección del 6 de junio todavía no está finiquitada, si no que aún debe correr mucha agua mientras los aspirantes a místicos mantienen la disputa por el poder, ahora en los tribunales.
Sólo falta que nos tomen en cuenta a los terrenales.

AHUED RECHAZA LOS PARQUÍMETROS DE HIPÓLITO
La sensibilidad política y social nunca ha sido una característica del todavía alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero y la muestra más reciente es su anuncio de que quiere poner “parquímetros virtuales” (¿si son virtuales, el pago también podrá ser virtual?). Ante el anuncio el todavía candidato ganador de las elecciones por la presidencia municipal de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil, de plano dice “no estar de acuerdo”, porque para comenzar, no le ve beneficio a los estacionómetros.
Asegura que respeta las decisiones del actual cabildo, pero el de los parquímetros -puntualiza- es un tema que se tiene que revisar: “Tendríamos que socializar esas acciones, platicarlo con las partes productivas y sociales y revisar precisamente el beneficio que yo, en lo particular, no le encuentro”.
Este tipo de medidas, acota, puede implementarse en avenidas grandes, de 6 u 8 carriles, con bahías para estacionamientos; pero dijo no estar seguro de su utilidad en calles del centro histórico de Xalapa, pues son “muy angostas”.
“Todos los días vemos grúas levantando carros en el centro. Entonces hay que preguntarse ¿ahora sí es necesario quitarlos o ahora sí se pueden poner ahí a cambio de un parquímetro?”, cuestiona.
Hipólito Rodríguez quiere cerrar el negocio de instalar los estacionómetros ya, antes de irse, y anuncia que en un mes podría empezar la operación de parquímetros virtuales en la avenida Murillo Vidal, pero que antes van a “considerar la participación ciudadana, de los vecinos y los empresarios”.
Vaya, Hipólito ni siquiera se pone de acuerdo consigo mismo, ¿ya van a poner sus estacionómetros virtuales o apenas van a consultar con la población?.
Menciona que será ahí, en Murillo Vidal, porque “son muy necesarios” y para tratar de convencer, afirma que es algo que “le conviene” a los comerciantes de esa avenida.
Y otra vez, asegura que apenas se busca un acercamiento con los empresarios “para que acepten que es por el bien de ellos”, para lograr que la gente se estacione por periodos breves, para que “pueda disfrutar de sus productos y eso va a ayudar a que se reanime el comercio”.
Definitivamente, a Hipólito Rodríguez el papel de gran místico de Xalapa, le quedó muy grande.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *