MIRA POLÍTICA | Torre

+1

MUCHAS COLAS QUE PISAR … Hace poco más de un año, muchos antes de que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador se diera cuenta de la altitud del edificio, el grupo de Civilistas Veracruzanos encabezado por el doctor en Antropología y ex director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Veracruz, Daniel Nahmad Molinari, así como Rafael Covarrubias Maldonado, denunciaron que con dudosas autorizaciones se erigía un edificio de 15 pisos en pleno Centro Histórico de la ciudad de Veracruz, esto en la calle Mariano Arista, entre Xicoténcatl y el callejón José María Peña, a escasos metros del inmueble que se conoce como el faro Venustiano Carranza.
La protesta de los civilistas era y es porque este gran edificio está quebrantando la normatividad en cuanto a altura, sin que el Instituto Nacional de Antropología e Historia intervenga para detenerlo.
A decir del doctor en Antropología y ex director del INAH en Veracruz, Daniel Nahmad Molinari, la edificación de ese edificio de 15 pisos es un atentado al paisaje cultural, que, si bien no tiene una legislación específica, hay elementos en tratados internacionales que lo determinan.
La denuncia de Nahmad Molinari y de Covarrubias Maldonado fue como un grito en el desierto, pues ninguna autoridad, ninguna, les hizo caso, o como dicen en el puerto de Veracruz, “los tiraron a locos”.
Ah, pero tuvo que manifestar su extrañeza sobre ese edificio el ciudadano presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, para que el “me estás oyendo” alcalde de la ciudad de Veracruz, Fernando Yunes Márquez saliera a aclarar que la edificación de la torre está en regla, con todos los permisos necesarios, lo cual incluso boletinó.
Fue tal la zarandeada del mandatario nacional con el tema de la torre de la que dijo “ojalá la rebanen”, que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el INAH, manifestaron desde oficinas centrales en la Ciudad de México, “que en ningún momento se ha ingresado a la ventanilla única del Centro INAH Veracruz solicitud alguna para la construcción del inmueble que se realiza en el predio de la Calle Mariano Arista esquina Xicoténcatl, en la ciudad y puerto de Veracruz. Razón por la cual el INAH jamás ha dado autorización para la construcción de dicho inmueble, por el contrario, ha expresado su preocupación por las afectaciones que puede implicar y que, sin duda, representan para el paisaje urbano histórico del cuatro veces heroico puerto de Veracruz”.

CASCABEL AL GATO … En su comunicado, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el INAH revelaron que en febrero de 2020, “se realizó la solicitud formal al presidente municipal de Veracruz – Fernando Yunes Márquez- y, en abril del mismo año al Gobernador del estado de Veracruz – Cuitláhuac García Jiménez- para revocar la autorización y detener la edificación, hasta contar con un análisis del impacto de esas alturas y volúmenes constructivos en el entorno, sin obtener respuesta”, con lo cual queda demostrada la sospechosa omisión de ambas autoridades, la municipal y la estatal.
Con lo anterior, ya se debiera estar clausurando la construcción de la torre y levantando actas administrativas en contra de los funcionarios municipales y estatales que se hicieron de la vista demasiado gorda para no ver la altitud del edificio en cuestión.

SEÑOR PRESIDENTE … Hace 26 años, Civilistas Veracruzanos encabezado por el doctor en Antropología y ex director del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Veracruz, Daniel Nahmad Molinari, así como Rafael Covarrubias Maldonado lograron el cese del entonces director del INAH en la entidad veracruzana, porque había autorizado la ampliación del Hotel Imperial, ubicado a un lado del Palacio Municipal de la ciudad de Veracruz, en la zona de Los Portales, el cual rebasaba con tres pisos la altura permitida para un inmueble en el Centro Histórico.
Además, el INAH, ordenó la demolición de tres de los 12 piso del hotel, pues alteraba el entorno arquitectónico e histórico de la zona, lo cual, por cierto, nunca se cumplió señor presidente.
El cese del funcionario estatal del INAH se debió básicamente a que éste emitió por escrito una autorización para que el propietario del Hotel Imperial construyera tres pisos más de lo autorizado y cambiaran la configuración del histórico inmueble.
Hace 26 años, señor presidente, el grupo de Civilistas Veracruzanos encabezado por Daniel Nahmad Molinari y Rafael Covarrubias Maldonado, presentaron una demanda penal ante la entonces Procuraduría General de la República, en contra del propietario del hotel “Imperial” un empresario de apellido Vélez, por “la alteración de la fisonomía original del inmueble, violación y perturbación de las torres y cúpulas del centro histórico veracruzano”, demanda que tampoco prosperó.
Como verá señor presidente, en los tiempos de los conservadores la Ley no se aplicaba. Esperemos que ahora en la autonombrada Cuarta Transformación, sea diferente, esperamos.
COMENTARIOS O SUGERENCIAS: guadalupehmar@yahoo.com o bien: @guadalupehmar

+1

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *