Vivir en el Golfo | ¡Fuera pluris!

0

El presidente de la República Andrés Manuel López obrador volvió a poner sobre la mesa uno de los temas que más afecta a todos los mexicanos, la existencia de diputados y senadores plurinominales que representan un enorme gasto para el país.
Existen dos tipos de legisladores, los que son electos de “mayoría relativa”, o sea, esos que usted ve como candidatos que andan en busca del voto, comprometiéndose, recorriendo sectores populares, prometiendo mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y que están sometidos a ganar o a perder, según la votación que obtengan de los ciudadanos.
Los otros legisladores son los “plurinominales”, esos que no tienen un solo compromiso con usted, que no hacen campaña, que no se comprometen a nada, que no andan pidiendo el voto, que simplemente sus amigos del círculo de poder en el partido los colocan en esa zona de privilegio y que alcanzan esa posición en las cámaras, de acuerdo a los votos que obtiene su partido.
En la cámara de diputados hay 500 legisladores, 300 de “mayoría relativa” y 200 “plurinominales”, esos que solo llegan a aplastarse en la curul sin haber hecho absolutamente nada ¿le parece justo?
Pero el tema no queda ahí, en realidad los diputados oficialmente solo tienen dos funciones:
A) Hacer o modificar leyes.
B) Aprobar la cuenta pública, o sea, las finanzas que ejerce el ejecutivo federal.
¿Y para eso tanta gente? Esa es la pregunta que por muchos años nos hemos hecho los mexicanos, pero lo más dañino es lo que representa en dinero cada uno de los diputados y que varía de acuerdo al sexenio en que se encuentren.
Mire usted, es tal el privilegio del que gozan, que perciben un salario de 74,672 pesos mensuales, 45,768 pesos por asistencia legislativa, o sea les pagan por asistir a cumplir con su trabajo; y 28,772 pesos para atención ciudadana ¿Alguna vez ha sido atendido usted por un diputado?
Por su parte, los senadores de la república, se supone que deberían ser 32, uno representando cada Estado, pero no, en realidad son 128 senadores, 64 de ellos electos por “mayoría relativa”, 32 por el principio de “primera minoría” y 32 por la el principio de “representación proporcional”, o sea, los plurinominales.
Y el salario de estos es de 95 mil 703.9 pesos netos al mes, o sea un millón 571 mil 344 pesos al año.
En algunas legislaturas, ha ocurrido que tanto diputados como senadores cuentan con privilegios como gastos de representación, servicios médicos estéticos, personal de ayudantía y boletos de avión a su lugar de residencia.
México está sumergido en una enorme carga fiscal que representan los diputados y senadores plurinominales y muchas veces, los políticos en campaña han prometido desaparecer esa figura legislativa, pero cuando llegan al cargo, se olvidan de la promesa y el tema vuelve a quedar pendiente.
Al parecer este tema va a cobrar fuerza porque el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador prometió cambios sustanciales en las cámaras y es muy probable que los partidos se queden sin ese privilegio, de meter a sus amigos, familiares, protegidos, amiguitas y demás que nada abonan a la democracia del país.

LOS PRESUPUESTÍVOROS

Y por si fuera poco, hay varios diputados que ya engolosinados con el cargo, repiten una y otra vez, ya sea por uno o por otro partido, de diputados o de senadores ¿No podríamos sacudírnoslos?
El descaro llega a tal grado que ahora ellos se aprobaron la reelección ¿y que cree?.. Si quieren repetir en el canto pueden irse a campaña y para ello no es necesario que renuncien ni pidan licencia y durante el tiempo que están fuera del cargo, pueden seguir cobrando íntegro su salario.
Ahí donde usted trabaja también ¿Le pagan si se retira del área de trabajo? ¿Verdad que no?

Comentarios a: rodolfoherreras@hotmail.com

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *