MIRA POLÍTICA | Caprichito

0

MODA SEXENAL … Se dice y bien que los caprichos en la vida salen caros, muy caros, salvo que se paguen con los impuestos de los puntuales causantes cautivos, de lo cual amables lectores tenemos en el municipio de Boca del Río del estado de Veracruz un excelente ejemplo, que viene como anillo al dedo por ser en esta ciudad donde se concreta un capricho del sexenio, revivir al llamado Rey de los Deportes, el béisbol.
En este municipio que gobierna un militante del Partido Acción Nacional y que como dijo Don Teofilito, seguirá gobernando el PAN, los gobiernos federal y estatal, a cargo de militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocido como Morena, invierten, por no decir gastan, poco más de 100 millones de pesos para que Boca del Río sea la ciudad del estado de Veracruz que forme e impulse y promueva el béisbol, deporte preferido del mandatario nacional, Andrés Manuel López Obrador.
Allí en Boca del Río, el gobierno del estado de Veracruz que encabeza el morenista Cuitláhuac García Jiménez, invierte a través de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), más de 70 millones de pesos en el Proyecto Integral para el mantenimiento, conservación y remodelación del parque de béisbol, Roberto Francisco “Beto” Ávila González, que desde mayo pasado es la sede del “Águila de Veracruz” que se integra a la temporada 2021 de la Liga mexicana de Béisbol.
Y decimos que se invierte, porque si bien el “Beto Ávila” ya opera y se están desarrollando los juegos del “Águila de Veracruz”, aún se sigue trabajando en el estado físico del inmueble para por ejemplo, dotarle de un mejor suministro de energía eléctrica, luego de que una noche tuvo que suspenderse un juego por prolongado apagón.
Por otra parte, y para satisfacer el capricho del sexenio, se están invirtiendo inicialmente 30 millones de pesos para la creación de la “Escuela de Béisbol Beto Ávila” o “Escuela AMLO”, una de las cuatro que existirán en el país. Las otras se ubicarán en Cajeme y Hermosillo, Sonora; en Campeche y en Texcoco.
Esta escuela de béisbol que se construye en la parte posterior del estadio “Beto Ávila”, junto a los restos de lo que fuera la “Arena Veracruz”, el caprichito de Javier Duarte de Ochoa cuando fue gobernador de la entidad veracruzana, será una completa instalación deportiva para formar los futuros cuadros del llamado Rey de los Deportes.
La obra en la que como dijimos se invierten inicialmente 30 millones de pesos, se edifica con recursos de nuestros impuestos, por eso en este caso no pudiéramos decir que el caprichito saldrá caro, al menos no al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador y al gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez, sino a quienes pagamos puntualmente nuestros impuestos.

LLAMADOS A MISA … Ya que el gobierno del estado de Veracruz implementó la campaña “No hagas Olas, evita la tercera”, dirigida sobre todo a los jóvenes veracruzanos para que eviten contagiarse del COVID 19, sería conveniente que las autoridades sanitarias con el respaldo jurídico que les da la emergencia, se apersonaran en los juegos de béisbol del parque “Beto Ávila” en el municipio de Boca del Río, donde decenas de personas conviven sin guardar restricción alguna pese a la pandemia del Coronavirus.
Cierto, los adultos somos responsables de nuestra salud, sin embargo, visto está que un llamado de atención de la autoridad nos puede hacer recordar que los casos de COVID 19 se están incrementando.
En el estadio, durante los juegos del Águila, bien pudieran hacer lo mismo que en los supermercados donde personal de vigilancia pide amablemente que se pongan el cubrebocas.
RÍO QUE SUENA … Allá en “La Generosa” como se le conoce a la ciudad de Alvarado, corre la versión de que Octavio Ruiz Barroso ex candidato de la alianza “Veracruz Va”, conformada por los partidos PAN, PRI y PRD, realmente perdió la elección a la alcaldía del lugar ante “Tío Fide”, como se le llama y conoce en Veracruz al ex mandatario Fidel Herrera Beltrán, franquiciatario del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
En ese municipio obtuvo la mayoría de votos, pero no con mucho margen de diferencia, la candidata de la alianza Morena-PT-PVEM “Juntos Haremos Historia”, Lizzete Álvarez Vera.
Si bien la maestra tiene trabajo en esa zona y es conocida en la región, muchos alvaradeños festejan que haya triunfado el “Tío Fide”, quien dicen regresará, aunque lo más seguro es que vuelva.
DÍGALO SIN MIEDO … guadalupehmar@yahoo.com o bien @guadalupehmar

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *