MIRA POLÍTICA | Humanos

+1

PERO NO EN VERACRUZ … Allende nuestras fronteras se ha conocido el caso de “Diana Patricia”, quien desde el pasado 29 de mayo se encuentra recluida en el Centro de Reinserción Social de Acayucan, Veracruz, acusada de homicidio luego de haber sufrido un aborto espontáneo, producto de un embarazo de alto riesgo.
El hecho no solo ha movilizado a las organizaciones de mujeres, sino a las comisiones nacional y estatal de Derechos Humanos, que emitieron recomendaciones condenando este encarcelamiento, que “vulnera gravemente los derechos humanos de la mujer”, porque su privación de la libertad obedece a factores producto de una violencia sistemática que ponía en peligro su vida, su salud, su estado psicológico y mental, así como su dignidad y derecho a una vida libre de violencia”.
La colectiva “Las Brujas del mar”, ha dado a conocer que Diana Patricia fue golpeada por su esposo, lo cual le provocó el aborto.
Diana Patricia, ahora encarcelada, es originaria de Oluta, Veracruz y sufre violencia familiar, tanta que en el sexto mes de su embarazo tuvo un aborto espontáneo en los baños de un supermercado, por lo que asustada dejó el feto en el lugar y regresó a su casa.
Diana Patricia tiene tres hijos de 10, 6 y 2 años, solo que este cuarto embarazo era de alto riesgo, diagnosticado así por los médicos, situación que se agravaba por las golpizas de su esposo.
De este caso se supo y se difundió profusamente, porque la madre de Diana Patricia, la señora María Leticia Araisa Hernández, pidió apoyo a la ciudadanía para pagarle al abogado, quien de entrada estaba pidiendo 10 mil pesos para hacerse cargo del proceso judicial.
En sus recomendaciones, las comisiones nacional y estatal de Derechos Humanos indicaron que “la acusación por homicidio hacia esta mujer denota la falta de perspectiva de género en la investigación realizada hasta el momento”.
Acusan también “la estigmatización que existe ante los casos de mujeres cuyo embarazo se interrumpe de forma legal o espontánea, “lo que representa una grave violación a sus derechos sexuales y reproductivos, “en una doble revictimización y falta de acceso a la justicia por las condiciones de precariedad económica y social”.
Con este caso de Diana Patricia, las CNDH y la CEDH, exhortaron a las autoridades del estado de Veracruz a derogar las leyes que criminalizan a las mujeres y armonizar aquellas que permitan el acceso al aborto legal, seguro, gratuito y libre de prejuicios, lo cual cae en el ámbito del Poder Legislativo estatal, donde desafortunadamente no hacen nada si no se los manda “el patrón”.

LA TRISTE REALIDAD … Es tan evidente e innegable la falta de medicamentos oncológicos para niños con cáncer en Veracruz, que, hasta la impávida presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Namiko Matzumoto Benítez, emitió una recomendación al sector salud en Veracruz, con la cual la CEDH demanda que sean atendidos quienes requieren de esta medicación especializada.
Ante lo evidente e innegable, Matzumoto Benítez y personal de la CEDH están pendientes y acompañan a los padres de familia que se han plantado afuera del Hospital Regional de Veracruz puerto, demandando medicamentos para sus hijos.

NO TIENEN LLENADERA … Esta semana se cumplirán dos meses de que llamó a la Comisión Federal de Electricidad y generó el número de reporte: J0604782700, luego de reportar que el poste ubicado en la esquina de Cristóbal de Olid y Juan Pablo II, del municipio de Boca del Río, está quebrado de la base, con las varillas de acero expuestas, por lo cual es inminente su caída.
Lo grave, además de la falta de mantenimiento, es que ese poste de la CFE carga un pesado transformador y cables de alta tensión, lo cual podría ser de graves consecuencias.
Por el contrario, cuadrillas de empleados de la CFE recorren de lunes a sábado las unidades habitacionales y fraccionamientos de los municipios de Boca del Río y Alvarado, buscando presuntos infractores, acción de suyo sospechosa, pues levantan actas y aplican infracciones cuando no se encuentra nadie en los domicilios.

SON COBRONES … Ya en el cierre de la actual administración municipal de Boca del Río, como que sus empleados, antes enjundiosos y aplicados, ya se están relajando y están descuidando sus responsabilidades, como por ejemplo el personal del DIF encargado de los servicios sanitarios ubicados en la plaza donde se ubicaba el busto de Don Fernando Gutiérrez Barrios, en el bulevar “Ruiz Cortines”, quienes dejan accesible el espacio para cobrar, pero cierran la puerta de los baños, afectando a decenas de personas que diariamente salen a hacer ejercicio en la zona. Lo malo es que se da cuenta que el baño está cerrado luego de haber pagado.
Diría don Rubén Pabello Acosta, “qué hay de eso Josefina”.

DÍGALO SIN MIEDO … Al correo electrónico: guadalupehmar@yahoo.com

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: