Los Políticos | Caballadas

+1

El destape mañanero de Rocío Nahle además de evidenciar la caballada gorda de Morena a nivel nacional, también expone a la caballada de Veracruz.
Antes que nada definamos “Caballada Gorda”. Lo ponemos así por la cantidad de gallos y gallinas en número de 5 que tiene el presidente (ni siquiera el partido) para el relevo en el 2024. Es decir, hablamos cuantitativamente del asunto… ya en términos de calidad, en este caso, parece no importar por lo que en párrafos siguientes comentaremos.
Sí, suena absurdo que si hablamos de Caballada citemos a Gallos y Gallinas, pero es parte del argot político.
Volviendo al tema, en el caso de Veracruz, Morena también nos cuenta que su caballada está gorda con sus aspiracionistas a la gubernatura para este 2024: Zenyazen Escobar, Ricardo Ahued, Eric Cisneros Burgos, la misma Rocío Nahle, y en un descuido, dependiendo de su circunstancia, Ricardo Exsome.
Volvemos a los mismos términos de párrafos anteriores y dejamos el asunto de la caballada en términos cuantitativos porque los cualitativos se cuecen aparte.
Morena en estos momentos se pudiera decir que es tal por la figura de Andrés Manuel López Obrador. Nos queda más que claro gracias a estas pasadas elecciones, que un alto porcentaje de sus triunfos están basados por la Marca y son muy pocas sus figuras que pueden ser por sí mismos sin tener que depender en un momento dado de las siglas Morena o de la figura presidencial… ejemplo de ello sería Ricardo Ahued Bardahuil quien él es su propia marca.
Morena pues, vive el momento que tuvo el partidazo, el PRI, en sus años de gloria, cuando no se requería de ser popular, conocido, joven o viejo, sólo tener la bendición del Hombre en el Poder en turno para ser Presidente, Gobernador o alcalde y si me apuran, Senador o diputado.
Por supuesto, en el caso del PRI, los perros se amarraban con longaniza… quién sabe si le alcance a Morena de aquí al 2024, mantener firme la Marca, o lo que es lo mismo, un Presidente firme, con aceptación y credibilidad de aquí al año de su relevo…
Si es así, por favor, se lo pido, ¡no haga bilis si un Zenyazen Escobar o un Bola 8 es candidato a la gubernatura! Si algo nos enseñó Morena en estas últimas elecciones, es que cualquiera puede ocupar un cargo, sea por designación o voluntad ciudadana, pues al final, de eso se trata la democracia.
Ahora que nos vamos al PRI, los pepas pig, no disculpen, quise decir los Pepes Boys ya enfilan al peroteño al 2024… aunque los orizabeños no quitan el dedo del renglón para impulsar al Emperador Juan Manuel Diez Francos.
En el PAN, igual tienen dos: Julen Rementería y Miguel Ángel Yunes Márquez. Lo interesante de que se diera la segunda opción es que se repetiría en la candidatura consecutiva como lo hizo Miguel Ángel Yunes Linares, su padre… conste, dije “en la candidatura”.
Al PRD le hace falta generar liderazgos que de engendrarlos, no creo que les alcance de aquí al 2024 para posicionarse… salvo un milagro tipo Mariana Rodríguez.
Hablando de la Fosfo Fosfo, mismo camino tiene que iniciar Movimiento Ciudadano, con liderazgos regionales pero no uno que abarque la extensión veracruzana… por supuesto, esto atendiendo la idea que hay al interior de este partido, de que Dante ya sólo ha de fungir como Guía, Santón, Líder moral…
Sí, mientras la caballada en Morena está gorda, en la oposición parece que está flaca… habrá que considerar si lo está en términos cuantitativos o cualitativos… ya depende de las filias y fobias de cada quien.
smcainito@gmail.com

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: