Daphne Zuñiga, la estrella latina que logró brillar en Hollywood sin escándalos ni retoques

+1

Los que crecimos en los años 80 y 90 recordamos con cariño la belleza de Daphne Zuñiga, una de las más radiantes estrellas de TV de su época, que participó también en algunas recordadas películas que se volvieron de culto y en general ayudó a abrir la puerta al talento latino en su época junto con figuras que hoy quizá no estén muy en boga pero fueron importantes, como Lorenzo Lamas, Ana Alicia, María Conchita Alonso o Steven Bauer.
Cuando era una jovencita, Daphne apareció en algunas películas que realmente ayudaron a definirla como actriz y dieron lugar a una carrera que aún continúa, a veces sin mucho ángel, pero genial en otros con muy buen tino. De hecho, si hay algo que decir sobre Daphne es que lleva casi 40 años de carrera y es quizás una de las actrices que ha sabido sacar lo mejor de su carrera sin necesidad de escándalos, algo que no puede decir cualquier actor de Hollywood.
Hija de Joaquín Alberto Zúñiga Mazariegos, profesor emérito en filosofía en la universidad de Berkeley, y nacido en Guatemala, de donde emigró por razones políticas después del exilio del presidente guatemalteco Jacobo Árbenz.
Daphne nació en San Francisco. Su madre, Agnieska Janawicz, es inmigrante de Finlandia y se divorció de Joaquín cuando Daphne y su hermana Jennifer eran preadolescentes, yéndose a vivir a Vermont (aunque ella siempre ha dicho que la relación con su padre fue cercana y que pasaban los veranos con él en California, donde practicaban el español “Aunque no lo hablo tan bien como quisiera”, dijo en lo años 80 al Los Ángeles Times.
Daphne realizó sus estudios universitarios en UCLA y desde entonces (y hasta ahora) se hizo mejor amiga de Meg Ryan, que venía de Connecticut y no conocía a nadie; después de ser compañeras en el mismo dormitorio estudiantil, se mudaron a un apartamentito en West Hollywood y comenzaron sus respectivas carreras en 1981, Meg con un papel de soporte en ‘Ricas y famosas’ con Candice Bergen y Jacqueline Bissett –último filme del legendario director George Cukor– y Daphne con un doble papel en la película de terror ‘The Initiation’, una experiencia que disfrutó mucho: “Fue una gran parte”, recordó Zúñiga. “interpretaba a gemelas: una hermana buena y una hermana mala… Fue bastante fuerte para un primer papel en cine”.
Tres de las películas por las que es recordada con mucho cariño: la comedia ‘The Sure Thing’, dirigida por Rob Reiner (‘Stand by Me’, ‘The Princess Bride’ y ‘Misery’), película en la que compartió créditos con John Cusack –considerada una de las mejores películas de adolescentes de su época-, ‘Vision Quest’, una película romántica con Matthew Modine en la que Madonna cantaba ‘Crazy for You’, el tema principal, en pantalla y sobre todo, la delirante comedia de Mel Brooks ‘Spaceballs’, una parodia muy simpática de la saga Star Wars, en la que apareció con Rick Moranis, Bill Pullman y John Candy (el muy recordado ‘Tío Buck’). En esa película hizo de la princesa Vespa – una versión cómica de la princesa Leia, que interpretara Carrie Fisher, que por cierto, la buscó después del estreno y se hicieron amigas hasta la muerte de Carrie en 2016.


Si bien las películas de esta época están un poco anticuadas y no siempre se traducen bien en la era moderna, siguen siendo agradables para aquellos que crecieron con ellas y pueden mostrar un poco de historia que la gente joven de hoy no conocía.
Tal vez el papel más célebre de la carrera de Daphne fuera en la exitosa serie ‘Melrose Place’, participando en cinco de sus siete temporadas en a todavía existe, en el rol de la fotógrafa Jo Reynolds, una de las protagonistas del melodrama producido por Aaron Spelling: el éxito de su participación se debió a que Daphne siempre ha sido el tipo de actriz que permite a la gente ver lo que está pasando con su personaje al llevar sus emociones en su rostro y no tener vergüenza de expresarse cuando es necesario.
Daphne no parece haberse visto envuelta en ningún escándalo serio o haber pasado por tragedias como muchos en Hollywood, y ha estado continuamente ocupada, por lo que es fácil ver que es una de las afortunadas que, si bien no es una superestrella, sigue en posesión de una carrera sólida y con seguidores leales gracias a los roles que la hicieron famosa.
En realidad, Daphne ha envejecido, sí, como todas las actrices de su generación, pero se ha mantenido tan hermosa como siempre, muy natural (no se nota que se haya hecho ningún tipo de arreglo cosmético) y ha logrado perfeccionar sus habilidades de actuación a lo largo de los años.
Algo que cabe destacar, es que aparte del tiempo que ha pasado como actriz, Zuñiga también se ha vuelto bastante activa en la conservación del medio ambiente y en la educación de los adolescentes y niños sobre el peligro de la adicción a las drogas y el alcohol, convirtiéndose en un modelo positivo a seguir y haciendo todo lo posible para ayudar a proteger el medio ambiente y asegurarse de que las generaciones futuras sean conscientes de los riesgos que enfrentan si deciden participar en un comportamiento autodestructivo.
Ella ha hecho lo que muchas celebridades intentan hacer y lo ha estado haciendo por el camino correcto durante mucho tiempo, sin necesidad de alardear al respecto, ya que en la vida real, Daphne es una mujer sencilla, con gustos simples, que esperó hasta los 57 años para casarse con su pareja, el ejecutivo de PR David Mleczko, con quien inició una relación en el 2000. “No era una de esas niñas que fantaseaba con estar casada” dijo a la revista Glamour “Nunca quise tener hijos. Pero también amo a los niños. Amo su energía y estoy bastante segura de que es mutuo. Pero sabía que no quería ser madre. Al crecer con una madre soltera que trabajaba mucho, sabía que si iba a tener hijos, tendría que cambiar las cosas sobre mí. Y no estaba lista para hacer eso. Por eso esperé hasta tener 50 para casarme… y estoy feliz de haberlo hecho”.
Daphne más recientemente fue vista en la serie NCIS al lado de Mark Harmon, en un rol recurrente, pero su carrera ha ido disminuyendo por decisión suya, y de hecho, quienes han seguido su carrera, saben que, en su mayor parte, lo peor que le ha pasado es el episodio en que sufrió una intoxicación por mercurio por comer demasiado sushi, en 2004, algo que la llevó a ser vegetariana por varios años (aunque ahora ya come carne de nuevo).
No es frecuente que uno pueda hacer un perfil sobre una celebridad en términos simples y entusiastas, pero es interesante notar que esta hermosa actriz latina ha mantenido una carrera y una vida al margen de los escándalos, lo que demuestra que lograrlo, sí se puede.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: