La Aldea | Destapes, otro distractor; el recorte que abona a la imagen (mala) del Poder Judicial

+2

No hay mejor tema para mantener ocupados a los medios de comunicación y a los analistas y columnistas que la sucesión presidencial.

Esto lo sabe muy bien Andrés Manuel y por eso, una vez más, lo puso en la agenda nacional.

En estos, luego de enlistar a varios posibles en su mañanera, López Obrador ha logrado mantener ocupados a quienes se ocupan de él, sobre todo para criticarlo y evidenciar los errores de su administración.

Hay quienes hacen encuestas y sondeos sobre los personajes mencionados, otros los ubican en una gráfica en razón de la mayor o menor cercanía que tienen con el presidente y algunos critican que se esté adelantando la sucesión presidencial.

Por supuesto que políticos de la oposición, como el senador Julen Rementería, lo critican:

“Me parece que estos señalamientos que ha hecho el presidente, como en muchas otras ocasiones, lanzan sus cortinas de humo, para distraer, dispersar, y que se empiecen hablar de otras cosas que en este momento no son relevantes, lo que importa es por qué no hay medicinas en este país, porqué no hay seguridad, por qué se pacta con los delincuentes, y se les protege, por qué no hay crecimiento económico en este país, no la propuesta a suceder o a querer pretender suceder al presidente actual”, refirió el panista.

Los nombres de Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, Tatiana Clouthier, Rocío Nahle le han servido al presidente para que en cada entidad y en la misma CDMX se hable de ellos como si ya estuviéramos en los momentos sucesorios.

De esa manera, López Obrador sigue marcando la agenda de la opinión pública del país y se da un respiro en problemas como la falta de medicamentos y de tratamientos para los niños con cáncer, la línea doce del metro, el encarecimiento del gas y las gasolinas, las ejecuciones, los secuestros y muchos otros.

Como se puede ver no son casuales ni las preguntas que le hacen reporteros afines que asisten a las mañaneras ni las declaraciones presidenciales cuando dice: “Aprovecho para comentarles que…”.

EL RECORTE QUE ABONA A LA IMAGEN (MALA) DEL PODER JUDICIAL

Antaño, el Poder Judicial del Estado de Veracruz era noticia sólo cuando había cambio de presidente y era prácticamente designado por el gobernador en turno.

Hace décadas llegaba a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, algún personaje externo y los magistrados lo aceptaban porque sabían que era enviado del mandatario estatal.

La noticia era la llegada del nuevo presidente y se hablaba de él para saber quién era y de dónde provenía.

Después, el TSJ se volvió noticia por la conocida rebelión de los magistrados para designar a su presidente y porque se establecieron requisitos para ocupar la presidencia.

De esa forma los magistrados salieron del claustro en que se encontraban y vinieron más noticias cuando se dieron las jubilaciones y se asignaron pensiones, de tal manera que los inamovibles dejaron de serlo.

También fueron noticia los amparados que trataron de impedir su jubilación y las nuevas designaciones y los que regresaron sin reubicación, en fin.

Hoy, el panorama de ese Poder se vislumbra complicado y parece haber perdido su autonomía e independencia, sobre todo por la forma como se ha conocido el recorte y la desaparición de juzgados.

Han dicho que hay déficit financiero en el Poder Judicial y el propio gobernador declaró que él le sugirió a la presidenta Isabel Inés Romero que revisara sus finanzas.

La presidenta no lo había hecho porque no se había dado cuenta del problema, porque no quería hacerlo o porque estaba esperando la línea de su jefe político, lo cual, por donde se le vea, es negativo para la imagen de ella y del Poder Judicial.

Además, es sabido que en política una sugerencia del jefe es prácticamente una indicación, lo que no abona en nada para que doña Isabel y su posición se fortalezcan ante la opinión pública.

La medida de desaparecer juzgados ha provocado la reacción de abogados, asociaciones y barras que no están de acuerdo y de magistrados y magistradas como Concepción Flores Saviaga,quien de plano pide la renuncia de la Presidenta del Tribunal y la acusa de una mala administración.

La argumentación de la baja productividad de los juzgados desaparecidos llegó tarde, se manejó como segunda explicación, cuando debió ser el principal argumento.

Si siguen por ese rumbo, continuará el desgaste del TSJ y su preisdenta se seguirá viendo como empleada del gobernador.

Ya se verá.

Te agradezco tus comentarios a mi correo srdonrene@gmail.com

También te invito a visitar laaldeadelainformacion.com.mx/

Sígueme en Twitter: @renedelvalleb

En Facebook: Amigos de René Del Valle B.

En Instagram @b.renedelvalle

+2

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: