TEPETOTOTL | Barcelata Castro, compositor veracruzano

+1

Un 30 de julio de 1898, doña Petrona Castro dio a luz a un ilustre veracruzano, hijo de Don Lorenzo Barcelata. Este niño llevaría el nombre y apellido de su padre más allá de Tlalixcoyan, como aquel manantial que emerge de la faz de la tierra para proveer a sus semejantes y así mismo alcanzar a ser escuchados por distintas generaciones, por sus dotes, sus cualidades, sus talentos.

Es Lorenzo Barcelata Castro, un digno mexicano que en los libros de textos gratuitos del país debería ser recordado y revalorado, junto con Ernesto Cortázar Hernández y el quinteto formado por ellos; así como Andrés Cortés Castillo, Antonio García Planes y Alberto Caballero, dando origen a los Trovadores Tamaulipecos. Es Barcelata Castro, el mexicano entre los mexicanos que le da el toque con sus letras y sus canciones a la nación que estaba en proceso de crecimiento, después de pasar por un proceso revolucionario. Es Lorenzo Barcelata, el creador compositor, músico y actor que trascendió las fronteras.

Desde adolescente le llamó la atención la guitarra y a los catorce años empezó a componer canciones allá en Tamaulipas, donde se fue a vivir con su familia. Es en el estado de Tamaulipas donde se le abren las puertas al joven Barcelata Castro. Las nuevas generaciones del Siglo XXI, quizás han escuchado canciones populares sin percatarse de sus autores y compositores. Es ahí donde está la huella del compositor veracruzano, Lorenzo Barcelata.

En 1929 se graba el Corrido del Agrarista, el cual fue cantado posteriormente en las escuelas primarias del país, apareciendo en el libro de Tercer Grado. En algunos ejidos y en organizaciones campesinas se siguen cantando unas estrofas modificadas, y actualmente se lo conoce como: “Himno del Agrarista”. Es con “Tuyo es mi corazón, / ‘oh!, sol de mi querer / mujer de mi ilusión / mi amor te consagré. / Mi vida la embellece / una esperanza azul. / Mi vida tiene un cielo / que le diste tú.” Esta canción intitulada María Elena lo impulsó de manera internacional a Lorenzo. Allá en el rancho grande, allá donde vivía y vivió Lorenzo Barcelata se siguen escuchando las guitarras, los bohemios, los cantores. Participó en Radio, incursionó en el cine y si viviera no cambiaría una vida por otra. El 13 de julio de 1943 emprendió el vuelo hacia el cielo al ritmo de la sonoridad de las guitarras. Por lo que es bueno recordar hoy y siempre a Don Lorenzo Barcelata Castro.

(*) Escritor veracruzano de un rincón del Totonacapan.
Correo: venandiz@hotmail.com
Twitter: @tepetototl

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: