SABERES Y SABORES | “Patria y vida”

+6

La situación económica en Cuba es tan crítica que no hay comida, no hay medicinas, los hospitales están colapsados, la gente no tiene vida privada porque es vigilada por soplones a sueldo que reportan a los Comités de Defensa de la Revolución.
Los cubanos se echaron a la calle hartos de la escasez de alimentos y la falta de vacunas efectivas contra el coronavirus. La crisis económica se ha visto agravada enormemente por la pandemia, lo que ha golpeado al sector turístico, la principal fuente de ingreso de la isla.
Los que protestan han remodelado el eslogan oficial: “Patria y muerte”, esta frase que formó parte de un discurso para el funeral por el centenar de víctimas de la explosión del barco francés “La Coubre”, el 5 de marzo de 1960. Desde entonces se convierte en una de las habituales frases en el cierre de sus alocuciones del dictador, y ahora es utilizada la frase “Patria y Vida”, para protestar dándole un mayor sentido porque efectivamente es mejor una cultura de vida que de muerte.
Cuando se habla de la cultura de la muerte se está diciendo que los atentados y amenazas en contra de la vida no son hechos puntuales, ni casuales, sino más bien provocados por un régimen, por una elite o un líder con ideologías que atentan contra la vida, la libertad y la dignidad de las personas, provocando con ello la represión y control. Ellos responden a un modo global de entenderse a sí mismo, de entender a los demás y de situarse en la historia y el mundo, pretendiendo el total control de la economía, la política. Muchas veces reina la muerte como resultado de este proceso.
No son capaces de reconocer el dolor, el sufrimiento ni la muerte del otro; ni siquiera en la muerte infringida reconocerán la negación de la vida, menos aún en los errores. A nuestro juicio, sólo quienes tienen una conciencia clara y recta de hacer el bien pueden servir a los demás, buscando el bien mayor que es el bien común de todos los compatriotas.
Han hecho bien los cubanos en echarse a la calle hartos de todo, llenos de nada por este régimen que es el sistema de planificación central más fuerte que queda en el mundo socialista. Este es ineficiente y ha fracasado en todo el mundo. “Cuba es, desafortunadamente, un estado fallido y está reprimiendo a sus ciudadanos”, señaló el mandatario estadounidense.
Al grito de “Abajo la dictadura” o “Patria y vida”, después de más de 60 años, es certero el dicho “no hay mal que dure más de 100 años” solo resta el diálogo.
Cuba es un Estado socialista presidido por Miguel Díaz Canel, quien es actualmente el jefe de Estado, jefe de Gobierno, primer secretario del Partido Comunista de Cuba y comandante en jefe (jefe supremo) de las fuerzas armadas.
En México existen niños forzados a la miseria, a la desnutrición, y al hambre provocado por una mala distribución de las riquezas, el crimen organizado ha hecho estragos, la desaparición de tantas personas entre ellos muchos jóvenes seguramente para la trata, el desequilibrio ecológico, la difusión de las drogas, el modelo de prácticas sexuales moralmente inaceptables, todo ello entre otras más amenazan la vida, el aborto, la eutanasia. Así como las promesas no cumplidas de un gobierno de la 4 transformación. Dice el refranero español que “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”. Cuba no es víctima de ninguna conspiración, sino de su incapacidad para producir bienes.
A fin de sostenerse en el poder, las dictaduras persiguen toda forma de oposición, y perciben toda crítica como una amenaza a su continuidad. Por lo tanto, en las dictaduras se practica la persecución política, la tortura y la desaparición de ciudadanos en manos de la policía política.
Espero que el diálogo sea utilizado como un importante instrumento para la consolidación de acuerdos, el entendimiento mutuo y la autoexpresión que propicie el inicio a una transformación para bien de nuestros vecinos caribeños.

+6

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *