SENTIDO COMÚN | La pasión por el deporte

+1

Una de las medidas de austeridad tomadas por el gobierno de la 4T fue recortar los apoyos al deporte desapareciendo el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fondepar), aun cuando por otro lado el presidente de la República se declaró comprometido con los deportistas que participarían en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Aunado a este recorte la pésima actuación de la directora de Conade, Ana Gabriela Guevara, provocó un clima de intranquilidad entre los deportistas, que tuvieron que echar mano de sus propios recursos para poder seguir participando en competencias que les abrieran paso hacia la olimpiada de Tokio.
El gobierno federal justificó estos recortes en que se llevaría a cabo una especie de revisión entre los atletas becados, para verificar si en efecto se estaban dando estas becas directamente a los reportistas.
Aun cuando el presidente López Obrador insiste en afirmar que estos beneficios seguirán llegando a los atletas, lo cierto es que los deportistas se han quejado de que los apoyos les fueron retirados y que han tenido que acudir a patrocinadores privados o a sus familiares para poder sufragar sus gastos y salir a competir. Incluso llegó a declarar que se les darían apoyos adicionales a la beca que ya reciben.
Sin embargo, a pesar de la difícil situación por la que están atravesando los jóvenes atletas que representan a México en los Juegos Olímpicos de Tokio, unos han logrado obtener medallas, mientras que otros se han quedado en un honroso cuarto lugar, a punto de ganar una medalla de bronce. Un gran esfuerzo sin duda.
De manera que los atletas mexicanos deben ser motivo de orgullo para México, toda vez que han realizado un gran papel en estos juegos, a pesar de Ana Gabriela Guevara y de la reducción del presupuesto por parte del gobierno federal.
Para colmo, como si hubiera hecho algo por apoyar a los deportistas, Ana Gabriela Guevara ha declarado que México podría alcanzar 10 medallas y 20 atletas podrían llegar a las finales.
Por supuesto que este pronóstico podría cumplirse, pero no porque la Conade los hubiera apoyado, sino porque son atletas apasionados por el deporte y que, al no contar con los apoyos del gobierno, han puesto de su bolsillo y del de sus familiares para alcanzar el sueño que tanto han anhelado de obtener una medalla olímpica.
Sin la menor duda varios atletas le darán medallas a México, pero que quede claro que no será gracias al gobierno federal ni mucho menos a la Conade, porque éste será un logro alcanzado con el esfuerzo personal de los deportistas, con el apoyo de sus familias y haciendo rifas o consiguiendo patrocinadores para sufragar sus gastos.
Al concluir estos Juegos Olímpicos es justo que el gobierno haga una revisión a fondo y reconsidere la posibilidad volver a apoyar al deporte, lo mismo que a la ciencia y la cultura.
Hay jóvenes con mucho potencial para destacar en el deporte, la cultura y la ciencia, no hay que desperdiciarlos y para esto la austeridad no es el mejor camino.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: