EN CARDEL LA GENTE DICE… | El viejo, que nada más está queriendo tantito

+1

Y aunque no por escrito, pero sí de manera informal y oral, algunos productores cañeros tuvieron un acercamiento con un funcionario de la SADER y le platicaron sus “penas María”; y, como yo soy muy mal pensado y por eso mismo en muchas de las ocasiones el tiempo me da la razón… ¡¡¡Aguas!!!
A veces, cuando no se tiene memoria, el hombre está condenado a repetirlas.
El sector cañero ya vivió en carne propia, allá por el 2005, lo que un Presidente de México, de acuerdo a las facultades que la ley le permite, puede determinar si así lo quiere, como Vicente Fox Quezada, que de un plumazo derogó el Decreto Cañero y que si bien es verdad fue gracias al poderoso músculo mostrado por los cañicultores mexicanos con sus dos líderes nacionales al frente, apoyados por senadores y diputados federales con una megamarcha que presionaron tanto, y finalmente obtuvieron la Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, que ya por 16 años los viene rigiendo.
Hoy, de no reflexionar, principalmente acá en El Modelo… ¡¡¡Aguas de nueva cuenta!!!
Les cuento…
Me tocó verlo, oírlo. Ya hay quejas de parte de algunos productores cañeros de la zona de abastecimiento del Ingenio El Modelo acerca de algunas actitudes presuntamente irregulares y que podrían ir en detrimento del sector, toda vez que ciertos dirigentes de conocidas organizaciones cañeras vienen haciendo cosas hipotéticamente indebidas, para sus propios intereses monetarios o económicos, en complicidad con algunos Coordinadores de Grupos de Cosecha, y en donde todos salen ganando, pero al final del día el afectado es el cañicultor.
Se quejan de que el accionar de ellos es que solicitan préstamos de dineros para poder, según, resolver necesidades del agro y continuar efectuando la labor de cosecha con los propios trabajadores o porque requieren para la maquinaria, la alzadora, etcétera, etc. Resultando extraño o raro que haya registro de grupos a los que les “prestan” desde los cien, doscientos, trescientos y hasta más de medio millón de pesos, con los respectivos intereses desde luego; habiendo algunas organizaciones que tienen justificaciones de sobra del porqué de los préstamos, pero otras de plano no justifican.
Por lo que deducen que hay “amarres” en el sentido de “yo te presto”, “tú de ahí le mochas”, “luego me pagas con los respectivos intereses, quitándoselos desde luego a los cañicultores, y listo… Ganas tú, ganamos todos”. Lo que propicia tomarle el pelo al cañicultor y tenerlos todo el tiempo empinados ante la organización equis, ye o ene porque una vez que éste paga, vuelve a solicitar préstamo y todo el tiempo está endeudado, sin ganancias de por medio cada que hay zafra, de ahí que hasta ciegamente lleguen a amar a tal o cual dirigente porque les presta a chorros varo, no importando los altos intereses.
Corruptelas que, lamentablemente no se pueden acabar, y quienes pagan todas las consecuencias son los mismos productores cañeros, mismos que ya se chillaron ante un empleado federal, quien tomó nota y quizás eleve queja. Alegan presuntos afectados que lo que viven es crítico porque les quitan mucho de intereses y la producción de ellos es mermada, a grado tal de que hay quienes nunca reciben ni preliquidación, ni liquidación final de zafra, viendo que tal accionar es un modus vivendis de quienes la practican porque les genera extraordinarios resultados económicos.
Señalaron los campesinos ante quien se dirigieron, que ya no ven las suyas, que ya están hartos y que urge que alguien ponga un alto a eso, negocio redondo de unos cuantos. El funcionario de la nación les comentó que lo que hace falta es que los cañeros se quiten esa mentalidad en el sentido de que son pobres, y que sólo sus representantes de organizaciones mediante los paliativos a altos intereses los sacan de broncas, ya que sus tierras o cañitas hablan por ellos, y ello no debe o tiene por qué ser así, ya que como productores deben ser respetados, atendidos con diligencia y transparencia.
De eso, y muchísimas cosas se quejaron dos, tres, cinco, ocho, diez productores, quienes señalan que lamentablemente algunos de sus compañeros propician todo ese negativo proceder, ya que, brincan de un lado a otro en cuanto a pertenecer a ciertas asociaciones, y éstas con tal de mantener elevados sus padrones de afiliados, y una mayor producción, pocos les importa no respetar acuerdos de CPCC en cuanto a no aceptación de cañicultores que deben, de ahí que haya carteras vencidas bárbaras, millonarias, de hasta más de 20 millones de pesos.
El servidor público de la nación les preguntó a los quejosos si de todo esto tenían conocimiento los dirigentes nacionales cañeros, respondiendo los productores que no sabían, por lo que el interlocutor les dijo que era necesario que lo supieran sus mandamases a efecto de que éstos tomen cartas en el asunto y resuelvan problemáticas que se están dando acá abajo, que establezcan reglas que se respeten a fin de que los cañicultores registren otras condiciones de vida más favorables. Que si el productor quiere deshacerse de su dinero, de su patrimonio, que lo haga pero por voluntad propia y no presionado a causa de estar endeudadísimo.
Bien…
Por todo, y a lo que voy como periodista, quizás dramático, exagerado, alarmista o mal pensado, luego de darme cuenta de tal situación es que, como veo a un gobierno federal que reza “Cuarta Transformación”, “No a la Corrupción”, cuyo Presidente Andrés Manuel López Obrador, de enterarse de todo este embrollo vaya a tomar cartas en el asunto y quite liderazgos a nivel nacional y local, con un decreto en el que diga que desaparecen organizaciones cañeras y los productores de caña serán sujetos a una representación de gobierno para ver todas sus necesidades, y ante el Ingenio El Modelo tener una representación que resuelva a favor del cañicultor, vigile su trabajo y exija ante el Grupo Porres que se le pague bien al cañicultor.
De no reflexionar y recular quienes tienen esos liderazgos y actúan con los afiliados de la manera ya descrita líneas atrás… ¡¡¡Aguas porque pudieran estar en la antesala de que algo así suceda!!!, O en su defecto, de que aparezca algún mesías que les abra los ojos a cañicultores y lo sacuda para que despierten. El título de ¡¡¡EL VIEJO, QUE NADA MÁS ESTÁ QUERIENDO TANTITO!!! viene muy ad hoc con el tema en comento.
LA ÑAPA.- Luego no digan que no se los advertí. Piensen porque es tema que debe preocupar, y ocupar porque sus imágenes institucionales u organizacionales se pueden ir a pique, al suelo si no buscan otro tipo de mecanismos a favor del productor cañero.
Y RECUERDEN: “El que no quiera ver visiones que no salga de noche. Y al que le pique que se rasque; y al que le arda, que se sople. ¡Dicho, escrito y publicado está!

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: