SENTIDO COMÚN | A cuidar el gas

+1

Aun cuando el paro laboral de la Unión de Gaseros del Valle de México duró tan solo 36 horas, se hizo mucho ruido en todo el territorio nacional y provocó el enojo del presidente Andrés López Obrador, quien amenazó con presentar las denuncias respectivas contra quienes interrumpieran el suministro a los usuarios.
El conflicto entre la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y los distribuidores de gas fue provocado por la limitación de precios máximos al público de gas LP y la reducción de las comisiones.
Todo comenzó con la decisión del presidente de la República de crear la empresa estatal Gas Bienestar, para abaratar el precio del combustible, fijando un precio tope sobre todo en la zona metropolitana del Valle de México, donde se afectaría a 10 empresas repartidoras que operan con una comisión que va de los 2 a los 4 pesos por litro, pero que ahora les quieren fijar en .50 centavos por litro. Las empresas distribuidoras que operan en el Valle de México son: Tomza, Zeta Gas, Gas Uribe, Vela Gas, Gas Nieto, Global Gas y Soni Gas.
Según la CRE el precio máximo al público sería de 11.52 pesos por litro en tanque estacionario y 21.33 por kilogramo en cilindros. El costo para los distribuidores sería de 11.02 por litro y su utilidad se verá seriamente reducida.
Aun cuando los distribuidores de gas LP se trataron de deslindar de este paro, lo cierto es que ellos estaban detrás de los trabajadores que dieron la cara en este paro de actividades.


Cabe aclarar que tan solo el 30 por ciento del gas natural que se consume en México es nacional producido por Petróleos Mexicanos y el 70 por ciento es importado de Estados Unidos y Canadá.
Lo cierto es que el gas es uno de los insumos que más consumen los mexicanos, cuyo precio ha ido en aumento desde que comenzó el año, por lo que es urgente que se tomen medidas para controlar el precio, ya sea incrementando la producción nacional o poniendo topes a los precios, y si fuera necesario establecer un subsidio para que el gasto familiar no se vea tan afectado. Es urgente que Pemex sea más eficiente en la producción de gas LP y que se deje de quemar tanto combustible en los mecheros de las refinerías y procesos que son ya obsoletos en el mundo.
Sin duda la creación de Gas Bienestar podría ser una excelente idea, siempre y cuando no se convierta en una competencia desleal con el resto de los distribuidores que tienen que sufragar una serie de gastos inherentes a la importación y traslado del combustible, sobre todo el de importación.
El hecho de que se haya sofocado este paro no garantiza que no se repita en el resto del país, donde operan un sinnúmero de gaseras que hacen lo que se les viene en gana con el precio del gas, que es sin la menor duda el combustible más utilizado por la población.
El consumidor final está sufriendo las consecuencias del elevado precio del gas, por lo que el gobierno debe tomar la decisión de establecer un subsidio mientras el precio internacional se mantenga tan alto.

+1

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: