Místicos y Terrenales

0

En Coatzacoalcos se desató una epidemia de extorsión a los taxistas, pues todos los cuerpos de seguridad andan deteniendo a estas unidades de transporte, con el pretexto de revisiones para tratar de controlar la fuerte ola de violencia que se vive en el sur del estado, sobre todo en el antiguo Puerto México.
A los taxistas los detienen tanto elementos de la Fuerza Civil como de la polía de Seguridad Pública del Estado, al igual que patrullas de la Guardia Nacional y hasta de la Armada de México.
Y muchos de estos policías lo hacen sólo para al final pedir una dadiva. O mordida, como le llaman comunmente.
Taxistas de la zona refieren que los policías estatales, sobre todo, los detienen aún cuando llevan pasaje y les piden la licencia de conducir, así como la documentación del vehículo, incluso para revisar que están dentro de lo ordenado para la prestación del servicio de transporte público, usurpando funciones que corresponden a la Dirección de Tránsito y Transporte Público.
Esto ha llevado a que los mismos taxistas busquen evitar los retenes que ponen los diferentes cuerpos de seguridad pública, más que nada por temor a que los quieran extorsionar.
Los taxistas están temerosos, sobre todo porque los dirigentes de las organizaciones gremiales de la zona no se atreven a protestar, porque ya son varios los lideres de taxistas que han sido asesinados en esa ciudad, simulando ataques de la delincuencia.
Uno de los últimos dirigentes de taxistas asesinado fue Luis Enrique Cano Vásquez, presidente de la agrupación Auténticos Taxistas de Coatzacoalcos, el 16 de diciembre, cuando fue atacado a balazos por sicarios, en la colonia Puerto México, de Coatzacoalcos, cuando se encontraba platicando con otras personas.
Las investigciones sobre el homicidio no muestran ningún avance a casi 8 meses de los hechos.
Horas antes, había encabezado una marcha en contra del ingreso de UBER a Coatzacoalcos

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: