Quién es José Luis Vargas y por qué lo llamaron “magistrado billetes”

+1
  • El funcionario del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) negó su destitución; días después renunció

Durante la agitada sesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) del miércoles pasado, el nombre del magistrado presidente, José Luis Vargas Valdez, resonó en medios de comunicación y redes sociales.
Y es que el magistrado, que acaba de negar haber sido destituido por Reyes Rodríguez Mondragón, es también conocido como el “Magistrado Billetes”, por una investigación que hay en su contra por el delito de enriquecimiento ilícito, mismo motivo por el que buscaron dejarlo fuera del Tribunal.
¿Quién es José Luis Vargas Valdez?
Es licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y Maestro en Derecho Público por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, España. Además, cuenta con estudios doctorales en Derecho Público con especialidad en Derecho Constitucional por la misma institución europea.
Vargas Valdez ha sido titular de Unidad en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) del 2007 al 2010, así como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEADLE), con grado de subprocurador en la ahora extinta Procuraduría General de la República (PGR), del 2010 al 2012.
También fue asesor de Consejero Electoral del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), de 1996 al 2000; así como asesor Jurídico del Consejero Presidente del IFE, del 2005 al 2006; y Secretario Instructor de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, del 2006 al 2007.
El 4 de noviembre del 2016, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue designado magistrado Electoral de la Sala Superior del TEPJF.
¿Por qué adquirió el apodo de “Magistrado billetes”?
El magistrado José Luis Vargas comenzó a ser llamado de esa manera debido a los seguimientos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en su contra, al detectar movimientos irregulares en sus cuentas bancarias.

La dependencia encontró que el magistrado cuadriplicó sus ingresos en cuatro años. En abril del 2013, cuando Vargas Valdez ejercía como abogado de asuntos electorales, declaró ingresos por 1 millón 791 mil pesos. Pero para 2017, ya como magistrado electoral, sus ingresos declarados se cuadruplicaron, al reportar 7 millones 270 mil 317 pesos.
De acuerdo con MVS, la UIF indicó que también tienen registros de movimientos irregulares de dinero por 14 millones de pesos entre 2016 y 2018, en una tarjeta American Express a su nombre.
Por lo anterior, la dependencia había solicitado que se congelaran sus cuentas, ya que había discrepancias fiscales entre sus ingresos y cuentas bancarias. No obstante, dichas acusaciones fueron olvidadas cuando asumió la presidencia del TEPJF en noviembre del año pasado.
Fue hasta este 4 agosto del 2021, que en una sesión de la Sala Superior, los magistrados votaron para aprobar su destitución como presidente del Tribunal Electoral.
Esto ocurre días después de que Vargas Valdez enfrentara nuevos cuestionamientos, a raíz de que un juez ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) reabrir una investigación en su contra por posible enriquecimiento ilícito.
Vargas, en tanto, sostiene que todo su patrimonio tiene un origen legal y ha dicho que no litigará este conflicto en medios de comunicación, sino en los juzgados correspondientes.
En ese sentido, horas después de que se votó por su destitución, el magistrado presidente dio un comunicado a medios en donde dijo que dicha sesión fue ilegal y no será tomada en cuenta, por lo que él seguirá siendo el presidente del Tribunal.

VARGAS RENUNCIA A LA PRESIDENCIA TRAS NO LOGRAR ACUERDOS

  • El magistrado Reyes Rodríguez, quien fue elegido por la Sala Superior como presidente, también declinó al cargo

El magistrado José Luis Vargas Váldez presentó su renuncia a la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tras reconocer que no se lograron los acuerdos al interior de la Sala Superior.
“En concordancia con mis principios y convicciones, he decidido ceder el paso para que asuma presidencia quien (entre mis pares) cuente con las cualidades para impulsar los acuerdos y la unión que, actualmente, requiere esta institución. A quien resulte designado o designada en esta trascendental responsabilidad, le expreso mi respaldo y disposición para construir en favor de la institución”, refirió en el comunicado que compartió mediante su cuenta de Twitter.
Reconoció que en su paso por la presidencia no logró los objetivos que se planteó cuando fue elegido el pasado mes de noviembre, por lo cual decidió ceder el paso a quien sea elegido por el órgano colegiado.
“Estoy convencido de que, para que haya renovación legal y legítima de la presidencia del Tribunal Electoral, debe hacerse a través del procedimiento establecido por la Ley. En consecuencia, al no haber una ausencia definitiva de la presidencia en funciones, ésta se mantiene. Así, la única vía posible es presentar mi renuncia al cargo de presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral y dejar al pleno de este órgano la decisión de quién debe sustituirme en dicho cargo”, agregó.
Cabe señalar que Vargas leyó este posicionamiento en una reunión particular junto a los magistrados de la Sala Superior, en donde se decidirá si eligen en este momento a la nueva presidencia o la magistrada Janine Otálora, como decana, asume la presidencia en un proceso de transición hasta que concluyan las impugnaciones del proceso electoral 2021.
De igual forma, recordó que al momento de tomar las riendas del Tribunal lo hizo con responsabilidad, orgullo y con el objetivo de fortalecer la institución, pero, lamentó, que hubiera presiones en su exterior.
“Actores del entorno político han buscado intervenir indebidamente en la vida interna del Tribunal Electoral y deslegitimar la importante labor que realiza. Lamento que estas intromisiones hayan obstaculizado la adecuada gestión de la Presidencia a mi cargo. Repruebo, además, cualquier ataque a la autonomía e independencia del TEPJF y de cualquiera de sus miembros”, sentenció.
Vargas Valdez propuso que la siguiente presidencia sea elegida por consenso y apegada al derecho, esto para “transitar una nueva etapa de reconciliación y reconstrucción por el bien de las instituciones”.
“Como hombre de leyes y demócrata, el mayor interés que me motiva a actuar hoy es contribuir a que el Tribunal Electoral siga desempeñando su alta encomienda constitucional y, con ello, preservar el Estado de derecho y nuestro sistema democrático”, concluyó José Luis Vargas Valdez.

REYES RODRÍGUEZ TAMBIÉN DECLINÓ A LA PRESIDENCIA

En medio de la crisis que atraviesa el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón tomó la decisión de declinar a la presidencia del órgano colegiado con el fin de velar por la democracia del país.
“Me toca estar a la altura de mi tiempo. Me toca incidir en la reconciliación y la concordia interna. Para ello, voy a dar un paso a un lado para que el tribunal camine hacia adelante. Declinaré presidir este tribunal constitucional”, expresó el magistrado mediante un comunicado de prensa.
Reyes Rodríguez también agradeció el nombramiento que le otorgó el tribunal el pasado 4 de agosto; sin embargo, reconoció que la ausencia de dos magistrados en la sesión fue un grave error en la historia de la discusión política mexicana.
“Un órgano jurisdiccional colegiado debe cuidar siempre que en sus decisiones participen todos sus integrantes. Pero, además, es una regla clave en democracia que los procesos legitiman el resultado”, agregó.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: