Embarazada documentó un abuso policíaco y resultó esposada y agredida

0

Iba bordo de un autobús en la carretera Oaxaca-Veracruz y fue víctima de policías municipales de Tierra Blanca, Veracruz, activos en operativo “caza migrantes”

Oaxaca, México.– Elementos de la Policía Municipal de Tierra Blanca, Veracruz, fueron acusados de agredir a una mujer embarazada, quien con su teléfono móvil documentaba el operativo “caza migrantes” que realizaban a bordo de un autobús pasajero.
De acuerdo con la agraviada, identificada como Rosa, los hechos descritos ocurrieron en la carretera federal 145 -que conecta a Oaxaca con el estado de Veracruz y sur del País- en la jurisdicción de Tierra Blanca.
Estableció que el autobús en que viajaba -de la línea Autobuses Unidos (AU) marcado con el número 4983, ruta Tuxtepec-Córdoba de las 15:00 horas de este martes- fue intervenido repentinamente por policías municipales al llegar a Tierra Blanca.
Sin solicitar permiso al operador de la unidad, dijo, los uniformados abordaron al autobús, manifestando estar realizando un operativo para capturar a un delincuente.
Posteriormente, solicitaron a todos los pasajeros identificaciones oficiales a fin de acreditar su nacionalidad.
En ese trance, narró la denunciante, los policías lograron ubicar a seis personas indocumentadas, presuntos centroamericanos, que viajaban en la parte trasera de la unidad, a quienes de manera violenta bajaron a carretera.
Indicó que en ese momento ella se paró de su asiento para grabar algunas escenas del operativo, en virtud de la tonalidad violenta que se manifestó. No obstante fue increpada por los policías, quienes a gritos le exigieron que no grabara.
Acto seguido, precisó, los oficiales la esposaron y a empujones intentaron bajarla del autobús, sin embargo ella no accedió y vía telefónica pidió auxilio a sus familiares, quienes llegaron al lugar minutos después.
Agregó que en el marco de la espera, además de estar esposada, los policías la manotearon, rasguñaron y agredieron verbalmente en diversas ocasiones, incluso, intentaron arrebatarle el teléfono, escenas que quedaron grabadas como prueba fehaciente del abuso policíaco.
Destacó que a pesar de ser ciudadana mexicana, originaria de esta región de la Cuenca del Papaloapan, y hacerles notar su embarazo, los policías ignoraron su estado.
Rosa acudió a denunciar los hechos ante instancias policíacas y ministeriales, pero ninguna la atendió. “Fui a la Comandancia Municipal y me dijeron que los policías no eran de su corporación, que eran ministeriales y que no podían atenderme”.
Por tal situación y ante la manifiesta negligencia que avala la impunidad, decidió acudir a El Piñero Periodismo y Debate para hacer público este caso de abuso policíaco.
“Ojalá y las autoridades vean este caso de abuso y castiguen a los responsables porque no es justo que como ciudadanos nos traten de esa manera (…) no somos delincuentes y por necesidad viajamos para poder hacer nuestras labores”, cerró.
Este operativo fue realizado por elementos de la Policía Municipal de Tierra Blanca, quienes viajaban a bordo de las patrullas marcadas con los números 010, 014 y 019.

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: