Ahora, también rabinos “le saltan” a Francisco: se dicen “preocupados” por una afirmación que hizo sobre la Torá

+1

A continuación se muestran las palabras textuales del Papa Francisco en la catequesis del miércoles 11 de agosto [1], sexto del ciclo de la Carta de Pablo a los Gálatas, inaugurado el pasado 23 de junio.
Era previsible que algunos pasajes de las reflexiones del Papa, incluido el de hoy 25 de agosto, llamaran la atención del mundo judío, en particular de sus autoridades religiosas, ya que se trata de un tema delicado y controvertido. Ha habido otras controversias similares en el pasado. [2]
De hecho, como informa Reuters hoy, el cardenal Kurk Koch recibió hace días una carta en el Vaticano con la firma del rabino Rasson Arousi, presidente de la Comisión del Gran Rabinato de Israel para el Diálogo entre la Comisión de la Santa Sede para relaciones religiosas con el judaísmo y el propio Gran Rabinato.
En la carta de las autoridades judías, que dicen estar “preocupadas”, piden al Santo Padre que aclare lo dicho en una catequesis del 11 de agosto.
En una carta vista por Reuters, escribe el periodista Philip Pullella, el rabino Rasson Arousi, presidente de la Comisión del Gran Rabinato de Israel para el Diálogo con la Santa Sede, dijo que los comentarios parecen sugerir que la ley judía está desactualizada.
El rabino Arousi escribió el día después que el Papa habló de la Torá (…) que contiene cientos de mandamientos, o mitzvot, y que los judíos deben seguir en su vida diaria. El grado de adherencia a la amplia gama de pautas difiere entre los judíos ortodoxos y los judíos reformistas.
En la audiencia, el Papa, reflexionando sobre lo que dijo San Pablo sobre la Torá en el Nuevo Testamento, dijo: “La ley (Torá), sin embargo, no da vida. (…) No ofrece el cumplimiento de la promesa porque no es capaz de poder cumplirla … Quienes buscan la vida necesitan mirar la promesa y su cumplimiento en Cristo (…) El Papa presenta la fe cristiana no solo como una superación de la Torá , sino que afirma que esta último ya no da vida, y eso implica que la práctica religiosa judía en la era actual está obsoleta “, escribe Arousi en su carta, según Reuters, quien agregaría que todo esto sería” una parte integral “.
Finalmente, en su carta al cardenal K. Koch, el rabino Arousi pidió “transmitir nuestra angustia al Papa Francisco” y al mismo tiempo pedir una aclaración para “asegurar que cualquier conclusión despectiva sea claramente repudiada”.


[1] Audiencia general del 11 de agosto de 2021: Catequesis sobre la carta a los Gálatas – 4. La ley de Moisés – Texto completo:
El Apóstol explica a los Gálatas que, en realidad, la Alianza con Dios y la Ley mosaica no están indisolublemente vinculadas. El primer elemento en el que se apoya es que la Alianza que Dios estableció con Abraham se basó en la fe en el cumplimiento de la promesa y no en la observancia de la Ley, que aún no existía. Abraham comenzó a caminar siglos antes de la Ley. El Apóstol escribe: «Ahora digo: un testamento previamente establecido por Dios mismo [con Abraham], una Ley que vino cuatrocientos treinta años después [con Moisés] no puede declararla nula, anulando así la promesa. De hecho, si la herencia se obtuviera sobre la base de la Ley, ya no sería sobre la base de la promesa; Por otra parte, Dios le dio gracia a Abraham mediante la promesa ”(Gálatas 3, 17-18). La promesa fue antes de la ley y la promesa a Abraham, luego la ley vino 430 años después. La palabra “promesa” es muy importante: el pueblo de Dios, los cristianos, caminamos por la vida mirando una promesa; la promesa es precisamente lo que nos atrae, nos atrae para avanzar hacia el encuentro con el Señor.
Con este razonamiento, Pablo alcanzó un primer objetivo: la Ley no es la base de la Alianza porque vino después, era necesaria y justa pero primero estaba la promesa, la Alianza.
Un argumento como este deja fuera de combate a quienes sostienen que la Ley mosaica es una parte constitutiva del Pacto. No, el Pacto es primero, es el llamado a Abraham. La Torá, la ley de hecho, no está incluida en la promesa hecha a Abraham. Dicho esto, sin embargo, no debe pensarse que San Pablo fue contrario a la ley mosaica. No, la estaba mirando. Varias veces, en sus Cartas, defiende su origen divino y sostiene que tiene un papel muy específico en la historia de la salvación. Sin embargo, la Ley no da vida, no ofrece el cumplimiento de la promesa, porque no está en condiciones de poder cumplirla. La Ley es un camino que te lleva hacia el encuentro. Pablo usa una palabra muy importante, la Ley es el “pedagogo” hacia Cristo, el pedagogo hacia la fe en Cristo, es decir, el maestro que te lleva de la mano al encuentro.

[ll]
EL RABINO JEFE DE ROMA SOBRE EL PAPA FRANCISCO: “SU MENSAJE ES PELIGROSO PARA EL JUDAÍSMO”

Riccardo Di Segni: “los judíos parecen verdugos, los cristianos buenos y misericordiosos”

PUBLICADO EN16 de octubre de 2015.
ÚLTIMA EDICIÓN23 de junio de 2019 19:06.

Helada inesperada en las siempre buenas relaciones entre el Vaticano y los hermanos mayores. El mensaje de Francisco, “que se ve sobre todo como amor, es peligroso para el judaísmo”, dijo el rabino jefe de Roma Riccardo Di Segni en una entrevista con L’Espresso. «Repropone la idea de que, con la llegada de Jesús, el Dios del Antiguo Testamento ha cambiado: primero fue severo y vengativo, luego se convirtió en el Dios de amor. Entonces, dice Di Segni, los judíos son verdugos y los cristianos son buenos y misericordiosos. Es una aberración teológica muy antigua, que ha quedado como una especie de enfermedad infantil del cristianismo ”.
Además, “es un Papa muy interesante, con el que se logra dialogar”, dice Di Segni. Pero, según el rabino, «seguir utilizando, como hace el Papa, el término ‘fariseos’ con una connotación negativa puede reforzar el prejuicio en un público desprevenido». El líder espiritual de la comunidad judía más antigua de Europa relata la respuesta del pontífice: «Entiendo muy bien. Soy jesuita y hasta la palabra “jesuita” tiene un efecto negativo ». “Vi – subraya Di Segni – que entonces estaba más atento a nosotros”.
El secretario general de la CEI, Nunzio Galantino, al margen de la conferencia de jóvenes de Confindustria en Capri, respondió a las declaraciones recogidas en la entrevista: “No decimos en absoluto esto, son cosas de los años 50”, dijo. “Estas cosas están absolutamente ausentes en la teología de hoy”, dijo Monseñor Galantino, respondiendo a una pregunta.
El portavoz de la Comunidad Judía Romana Fabio Perugia precisó entonces que “el título de la entrevista (” Yo, judío, temo al dios de Francisco “, ed. ) En el diario L’Espresso no se refleja en ningún comunicado emitido al el periodista”.

LA STAMPA/LB/RC/IL SISMOGRAFO.

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: