Los acosos de Yunes y Cuic

0

Esto no es de ahora –me cuenta una maestra que leyó el “terrorismo” que personal del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz, sufre por parte de Alejandro de la Cruz Garnica Fernández, director administrativo. Acoso en el Cobaev, de Brenda Caballero– ¡mi esposo también sufrió acoso laboral al igual que otros compañeros, desde ya hace mucho tiempo!

Curiosamente el caso al que refiere la maestra de la zona de Córdoba, se dio en el Cobaev, aunque dice que lo más terrible es que “no obtuvo apoyo ni siquiera de su Sindicato, a pesar de haber denunciado”.

Por supuesto, acá el agresor no fue De la Cruz Garnica Fernández, porque este funcionario entró con la 4T… estamos hablando de un gobierno anterior, donde quienes cometieron atropellos a la vida laboral del maestro fueron el director y subdirectora del Cobaev Córdoba. 

Mi amiga me comenta que a la Subdirectora la removieron “no sé porqué razón, pero el director sigue ahí, en el de Córdoba”.

Su esposo, ajeno a colores, siglas, partidos, grillas, hizo escritos denunciando ante el entonces director general del Cobaev en el estado, igual lo hizo ante los medios, “no sé si lo hizo ante Derechos Humanos… la verdad me perdí ante tanta cosa y sinceramente nos pegó a nivel familiar”… en qué acabó esto: su esposo finalmente se jubiló.

El “acabó” es un decir… el golpe económico nadie se los quita.

En la columna de ayer –Yunes 2021– donde platicaba de los escenarios políticos este 2021 para todo aquel veracruzano que se apellide Yunes, culminaba diciendo que algunos de estos personajes que llevan en el acta de Nacimiento y más importante, en la credencial del INE, tal apellido, “tienen ‘peros’ que los asemeja mucho a un comportamiento que priva hoy en Morena…” y explico ahora el motivo:

Cuando asume el poder Miguel Ángel Yunes Linares como Gobernador del Estado, en varias dependencias estatales inició una especie de “purga”: todo lo que el director, el jefe, el secretario o subsecretario le pareciera que olía a Duartismo, era suficiente para iniciar una cacería insaciable, que iba desde el “congelamiento” de las actividades del sospechoso, a ser arrumbado a los pasillos de la dependencia, hasta los insultos, que si no mal recuerdo, iban desde “corruptos, ladrones y vendidos”… muy parecidos a los que brinda Alejandro de la Cruz Garnica Fernández, director administrativo del Cobaev, de acuerdo a señalamientos que constan en actas y denuncias.

En ese lapso, hubo renuncias forzadas porque simplemente no se aguantó el acoso laboral (que dice bien Brenda Caballero, raya en Terrorismo Laboral) así como despidos justificados o no, pero que dejaron una semilla tanto en la dependencia como fuera de ella: resentimiento.

Ayer con Miguel Ángel Yunes Linares… hoy con Cuitláhuac García Jiménez… al parecer en Gobierno del Estado se les olvida que su empleado es el primer expositor de lo bueno y lo malo que ocurre en las entrañas de su administración y cuando lo sacan, lo multiplican, igual, para bien o para mal…

En pocas palabras, tanto el Gobierno del PAN como el de Morena, utilizando una bandera, la de la lucha contra la corrupción, desataron y desatan una persecución; lo peor es que esta administración lleva entonces dos años en la misma actitud, y cualquiera puede decir que sí, qué bueno que se acabe con los aviadores, con los corruptos, ladrones y vendidos, lo malo es cuando en nombre de Dios, ¡cuántos crímenes se cometen! Ya lo vivió el maestro, esposo de mi amiga; ya lo sufren en el Cobaev mujeres y hombres… 

Hasta el momento, de no ser por los propios panistas, no he escuchado a un solo empleado del Gobierno estatal que extrañe el régimen de dos años que tuvo Yunes Linares… ¡y aguas! no le vaya a ocurrir lo mismo a Morena… si no es que ya está sucediendo… de tanto que odias a tus monstruos, terminas transformándote en ellos.

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *