La Aldea | El PRI hace fiesta; Morena dice que se va reagrupar

0

Unos hacen fiesta porque ganaron el domingo y dan por sentado que ese es el inicio del regreso al poder político y creen que acá en Veracruz van a emular la hazaña como si por inercia fueran a repetir los triunfos de Hidalgo y Coahuila en la geografía jarocha.

Otros se lamentan y siguen culpando al pasado de la derrota en esos estados, donde perdieron, según ellos, porque siguen vigentes los líderes corruptos.

Lo cierto es que ni PRI ni Morena deberían perder de vista que cada estado tiene sus propias características políticas y sociales y que de entrada en esos dos donde el domingo 18 ganaron los candidatos del Revolucionario Institucional, los gobernadores son priistas.

Tanto el líder de la bancada mayoritaria en el Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, como otros cabecillas de grupos morenistas justificaron la derrota que sufrió su partido el fin de semana, en parte por los líderes de oposición corruptos y porque los agarraron distraídos con el proceso interno en el que intentan elegir a sus nuevos dirigentes.

Los morensitas pueden echar mano de la ascendencia que aún tiene su líder nacional Andrés Manuel López Obrador en Veracruz, sobre todo en regiones perfectamente identificadas como Xalapa, Coatazacoalcos y otras.

Pueden tener razón y también están en su derecho de echarle todas las ganas para reagruparse y prepararse mejor para que en la elección que viene en Veracruz no les vaya tan mal como en Coahuila e Hidalgo.

Deberían considerar que el gobernador Cuitláhuac García no ha salido bien calificado por los veracruzanos en las que encuestas que empresas serias han levantado al respecto.

La mala calificación no se debe sólo a que muchos veracruzanos no se sienten atendidos, sino también a que en casi tres años de gobierno no ven grandes obras de beneficio, a que siguen la violencia y la inseguridad y a que no hay generación de nuevos empleos.

También porque hay muchos empresarios y comerciantes que no han recibido apoyo oficial para enfrentar la crisis en la que los tiene la pandemia y no han podido recuperar sus pérdidas ni a los trabajadores que tuvieron que despedir.

Esa calificación nada favorable para Cuitláhuac también obedece a que muchas mujeres y hombres siguen sin trabajo, ya ni siquiera cuentan con el empleo informal y mal pagado que tenían antes de la pandemia.

Pero también se da porque mientras el ciudadano de a pie sufre los embates de la crisis económica, trascienden imágenes e información sobre diputados y funcionarios de gobierno que tienen en la nómina a sus familiares, amigos y recomendados cobrando altos sueldos.

Por eso y más es que los de Morena la tienen difícil y contra eso poco o nada podrán hacer Gonzalo Vicencio, Esteban Ramírez, Juan Javier Gómez Cazarín, Amado Cruz y otros dirigentes que pronuncian discursos advirtiendo que no van a permitir la derrota electoral en 2021.

NO SERÁ SENCILLO PARA EL PRI EN VERACRUZ

Los priistas veracruzanos que andan haciendo fiesta por el triunfo del domingo pasado de sus correligionarios deberían serenarse porque no serán los únicos que estarán en la contienda electoral.

Es cierto, el resultado sorprendió a prácticamente todos, pues de manera casi lógica esperaban que Morena ratificara su hegemonía y para muchos, incluido Andrés Manuel el triunfo de Morena parecía algo natural.

Lo cierto es que el resultado le vino a dar vida al PRI y sus dirigentes nacional y estatal Alejandro Moreno y Marlon Ramírez un buen respiro e hicieron declaraciones festivas y publicitaron videos en el mismo sentido.

Incluso ha cambiado la actitud de varios de sus aspirantes que se veían reacios a ser candidatos a una alcaldía o a una diputación por el tricolor. De hecho, hoy aparecen más nombres de aspirantes que se apuntan para ser abanderados por el PRI.

Es aquí donde ese partido y sus posibles abanderados deben considerar que Veracruz está gobernado por Morena y que en la medida que ha ido avanzando el sexenio han logrado apoderarse de las instituciones autónomas y de los tres poderes.

El ORFIS, por ejemplo, tiene al frente a una morenista, así como la Fiscalía General del Estado, el IVAI y el Poder Judicial.

Delia González Cobos, salió de la Secretaría de Finanzas, Verónica Hernández Giadans estaba en la Secretaría de Gobierno, así como Naldy Patricia Rodríguez. Y de doña Sofía Martínez Huerta se ha publicitado con insistencia su origen y le han criticado su falta de preparación para ser magistrada y presidenta.

Eso quiere decir que quienes lideran Morena no se van a quedar cruzados de brazos y que tienen de aquí hasta mayo del próximo año para enderezar el rumbo tanto de su partido como del gobierno para llegar a las elecciones con un panorama menos adverso.

Ya se verá.

Les agradezco sus comentarios a mi correo:
srdonrene@gmail.com

También los invito a seguirme en
laaldeadelainformacion.com.mx/
https://twitter.com/renedelvalleb
En Facebook: Amigos de René del Valle B.
https://www.instagram.com/b.renedelvalle/

0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *