MIRA POLÍTICA | Impunes

+1

JUSTICIA A LA CARTA… A propósito de las dos Alertas de Género y quizá una tercera que tendrá el estado de Veracruz, es necesario y sobre todo urgente, que se estudien los graves casos de feminicidios que se han suscitado en los últimos años en nuestro territorio estatal, sobre todo para plantear a futuro estrategias y acciones que inhiban estos delitos.
Entre esos graves casos, aunque de suyo lo es el asesinato de una mujer, de una persona, está el de la colonia Zaragoza, del municipio de Veracruz, donde Karla, una joven de 27 años de edad, fue agredida a martillazos por su ex pareja sentimental de nombre Ernesto, quien se encuentra prófugo.
Dos meses antes, en la colonia “Teresa Delgado” de Coatzacoalcos, la joven de nombre Maricruz de 23 años de edad, fue agredida también a martillazos por su novio de nombre César Gionanni, quien también se encuentra prófugo.
Por esos días, en Cosamaloapan, Elizabeth “N”, de 36 años, fue agredida a machetazos por su ex pareja sentimental de nombre Reyes, molesto porque había roto relaciones con él e iniciado otra.
El agresor de Elizabeth, como el de Karla y el de Mari Cruz, también está prófugo y distante de la aplicación de la justicia.

DUELE MÁS QUE EL DELITO … En este espacio hemos repetido en los últimos años y lo seguiremos repitiendo hasta que la autoridad encargada de la procuración de justicia nos demuestre lo contrario, lo que expuso en el estado de Veracruz allá por el año 2015, el filósofo español Fernando Savater, quien dijo y ha quedado para la posteridad, que “más que el delito, lo que duele es la impunidad”.
Recordarán amables lectores que, en noviembre de 2015, en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, Fernando Savater vino a la Universidad Veracruzana a dictar una conferencia magistral a invitación de la entonces rectora Sara Deifilia Ladrón de Guevara González.
Hace casi seis años, el filósofo autor de varios libros, entre ellos “Ética para Amador”, expresó textualmente: “lo malo no es la corrupción en sí, sino la impunidad. Hay que combatir la impunidad, lo que desmoraliza a la sociedad es ver que los corruptos son impunes y que las leyes están hechas como esas redes que solo atrapan peces pequeños”.
Lo dicho por el maestro de filosofía Fernando Fernández-Savater Martín, hace casi seis años en el gobierno del priista Javier Duarte de Ochoa, se mantuvo vigente en el estado de Veracruz durante el bienio del panperredista Miguel Ángel Yunes Linares y por supuesto en este, el del morenista, Cuitláhuac García Jiménez.
En Veracruz, amables lectores, nos está doliendo más la impunidad que el delito, pues hemos sido testigos o sabido de crímenes que solo han merecido la reiterada frase de “no quedarán impunes, iremos hasta las últimas consecuencias”, sin que hasta la fecha se hayan resuelto o tengan visos de esclarecimiento.
Sirva como uno de los tantos botones de muestra para sustentar lo anterior, que la Fiscalía General del Estado no ha localizado y por ende no ha detenido a Marlon, el joven que mató a golpes a su novia Montserrat, en la ciudad de Veracruz, en mayo pasado, caso que por el dolo con que se actuó se suma a los antes citados en que los agresores atacaron a martillazos y machetazos a jóvenes indefensas.

IDEOTAS DEL PODER … A propósito de esa gran idea de quienes circunstancialmente están a cargo de la actual administración federal para sustituir la antigua estatua dedicada a Cristóbal Colón, allá en la ciudad de México, por una cabeza colosal que se denominará “Tlali”, en honor a la mujer indígena de este país, tema que ha generado muchos y variados comentarios por tratarse de una ocurrencia, recordamos que allá en Poza Rica de Hidalgo, hará unos 13 años cuando el entonces panista Guadalupe Velázquez Casanova era alcalde de la ciudad, mandó a colocar la estatua de una bailarina desnuda en el bulevar a la colonia Petromex, que su creadora, hija del munícipe, bautizó como “Tabú”.
Los pozarricenses, veracruzanos al fin, bautizaron la estatua como “La Teibolera” pues se trataba de la figura de una muchacha bailando desnuda sobre lo que parecía ser una mesa de baile.
Anécdotas como esas hay muchas, que ejemplifican las ideotas del poder.

DÍGALO SIN MIEDO … Al correo electrónico guadalupehmar@yahoo.com

+1

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: