Helados Téllez, 60 años deleitando el paladar de los xalapeños

Cualquiera que ha pasado por la calle de Lucio, ubicada en el corazón de la capital veracruzana, ha saboreado un rico helado del carrito que se ubica afuera del centro comercial Chedraui.
Detrás existe una historia de más de seis décadas que inició don Manuel Téllez Cabrera.
Con una sencilla cubeta don Manuel ofrecía sus nieves, las escalinatas que había en el Parque Juárez (donde actualmente está el viaducto) fueron el origen de este legendario proyecto.
Con el paso del tiempo don Manuel se movió al centro buscando ampliar su clientela y gracias a la amistad que construyó con don Antonio Chedraui Caram, pudo ubicarse en comodato hasta estos tiempos en el exterior de la tienda.
Después heredó el oficio a su hijo Ezequiel Téllez García, quien le dio un toque especial al introducir el famoso cono dorado volviéndolos inigualables.
Uno de sus nietos, Benito Téllez Sánchez, comentó con mucha emotividad que las enseñanzas en la preparación de este producto se volvieron una tradición familiar, que ha trascendido de generación en generación.
Combinando el estudio con el trabajo José Fabián, Jesús y Benito Téllez Sánchez (nietos de Don Manuel) se dieron tiempo para mantener viva la costumbre.
Incluso comentó con orgullo que gracias a esta noble ocupación pudieron ofrecerles estudios a sus hijos que vienen siendo la cuarta descendencia.
Benito explica que la pandemia los obligó a promocionar sus ventas en redes sociales como Helados Téllez, con servicio a domicilio viernes y domingo recibiendo buena respuesta, asimismo han ampliado su lista de sabores, a los clásicos de vainilla, limón, mamey, guanábana y coco se agregaron también de cacahuate, nutella y zarzamora con filadelfia, todos hechos de manera natural.
Finalmente subraya que lo que se hace con amor, calidad y respeto,  se sostiene con los años a pesar de la competencia, siempre recibiendo a los clientes con una amable sonrisa y buen servicio.
La historia que emprendió don Manuel Téllez Cabrera sigue presente en el gusto de los xalapeños.
Gracias y hasta muy pronto.


 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.