My Flowers: “La lucha libre me salvó de la prostitución, pero me acercó al alcoholismo y la drogadicción”

La lucha libra da, pero también quita. Y así de claro lo tiene uno de los luchadores exóticos que marcó la pauta durante muchos años en México como fue My Flowers.
Florencio Díaz, como es el nombre real del gladiador, confesó que el mundo de los costalazos lo salvó de la prostitución cuando era joven, pero a la vez lo llevó al mundo del alcoholismo y la drogadicción.
Sin embargo, My Flowers afirma que no se arrepiente de lo vivido, pues al final todo fue experiencia y lo ayudó a forjar un camino que hoy es de bien y que lo tiene libre de los excesos.
«En Torreón, Coahuila, yo ya le traía ganas a la lucha libre, me tenían apartado mi lugar de primera fila, pero ya no me pasó por mi cabeza ‘el voy a ser luchador’. Me empezaron a llamar la atención otras cosas. Me llega a mi vida un niño que me regalan, que era mi sobrino, que en paz descanse porque lo mataron. Pero él cambió mi esquema de vida totalmente.
«Se me viene la idea de llevar el travestismo a la lucha libre, lo que hice solo fue cambiar de escenario, en lugar de estar en el bar, estaba arriba del ring. No era criticado, gracias a eso la gente me tuvo cariño. Miraban al joto arriba del ring, pero lo veían partirse la madre», dijo.
El luchador exótico de 58 años de edad acepta que fue en la lucha libre donde cayó en las adicciones, como fue el alcohol y las drogas; sin embargo, no culpa al deporte de ello, pues tiene claro que todo fue su responsabilidad.
Florencio Díaz está por cumplir siete años de sobriedad, alejado de los excesos, pero asegura que todo lo vivido es algo de lo que no se arrepiente, pues ello lo llenó de experiencias y tiene claro que si no hubiera sido por la lucha libre, quizá ya no estuviera en este mundo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.