Violencia e impunidad en Veracruz; otro periodista asesinado

0
Foto de la agencia EFE

Por RENÉ DEL VALLE BOSAS

La organización Reporteros Sin Fronteras México ha señalado que México está en el sitio 144 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019.

Este dato nos ubica como uno de los países más peligrosos para ejercer el oficio del periodismo.

Hay que recordar que el año pasado, 2018, fueron asesinados ocho periodistas mexicanos lo que nos ubicó como el segundo país con mayor número de asesinatos por debajo de Afganistán.

A esos lamentables datos hay que agregar lo dicho por la organización no gubernamental Artículo 19, defensora de los derechos de periodistas, que señala que 99.3% de los asesinatos de periodistas no se investiga de manera exhaustiva, imparcial y objetiva.

A mayor abundamiento, el Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos perteneciente a la Quinta Visitaduría General de la CNDH dio a conocer que del año 2000 a septiembre pasado, es decir de este 2020, se han registrado 162 homicidios de periodistas.

De esos asesinatos ocurridos en 20 años, 18 eran mujeres.

Por otra parte, de 2005 a la fecha los registros revelan que 22 periodistas han desaparecido.

Todos estos datos viene a cuento porque el martes 8 acabamos de celebrar el Día Internacional del Periodista y en ese contexto otro periodista ha sido asesinado en Tezonada, Veracruz.

Este día le tocó a Julio Valdivia, colaborador del Diario El Mundo de Córdoba. Era especialista en la nota roja y fue hallado muerto con señales de tortura además de decapitado sobre las vías del tren entre las comunidades de Motzorongo y Paraíso, en el municipio de Tezonapa.

Esta muerte viene a sumarse a una larga lista de trabajadores de los medios de comunicación que han sido asesinados en el estado de Veracruz sin que haya claridad en quiénes han sido los agresores y cómo van las investigaciones en cada caso.

Ni la Fiscalía General del Estado ni el gobierno de Veracruz, que encabeza Cuitláhuac García, han sido capaces de garantizar la vida y la seguridad de quienes nos dedicamos al trabajo de informar y de opinar.

Son innumerables los casos de periodistas agredidos y amenazados por su posición crítica hacia el gobierno y sigue creciendo el número de asesinatos.

Ahí está el caso, por ejemplo, de María Elena Ferral, quien el 31 de marzo pasado fue asesinada a plena luz del día en calles céntricas de Papantla.

La violencia y la impunidad en Veracruz no cesan y al gobierno parece no interesarle esta ola de violencia que se recrudece.

Por eso es que empezamos a escuchar voces de periodistas que exigen un ya basta a los asesinatos, a la violencia y a la impunidad.

Les agradezco sus comentarios a mis correos:

franco_rf@yahoo.es

srdonrene@gmail.com

También los invito a seguirme en

Twitter: @renedelvalleb

En Facebook: Rene Sr Del Valle y en Instagram: b.renedelvalle

0

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: