Al estilo Mathey | Tampoco lo conozco…

Buen día apreciado lector:

Vaya con los morenazos y su tan descompuesto estilo. Independiente de sus problemas de imagen o las filias o las fobias y que al diputado lo conozca o no el titular del Ejecutivo, el imprevisto y sorpresivo lanzamiento al ruedo de la política veracruzana, cual improvisado soñador de gloria, del diputado Sergio Gutiérrez Luna, unos dicen que con mucha lana, otros que no, vaya que los impactó.

Para este reportero la espectacular difusión es consecuencia de algo tan simple que por fin han tenido que aceptar los morenos, además de la grilla: hacer relaciones públicas, como sí lo hace el paisano sureño.

Pero en el gobierno por eso andan como andan. Alguna vez en este espacio escribí que acaso por un malentendido afán de austeridad, los gobiernos de la Morena han desestimado la práctica de una herramienta vital para ganar la confianza de la población y mantener su interés en las acciones y programas públicos, como son las relaciones públicas.

Decía que las relaciones públicas se definen como el conjunto de acciones de comunicación estratégica coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo, que tienen como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad y apoyo de los mismos.

Escribí que proyectar una buena imagen de las instituciones, sus programas y su estructura, genera confianza y aceptación entre los ciudadanos y también entre los diversos interesados; que cuando esto pasa, los beneficios son mayores, pues un clima de confianza logra la atracción de inversiones y los apoyos a programas dan credibilidad a las instituciones y derivan en el éxito de los gobiernos.

Tradicionalmente las buenas o malas relaciones de los gobernantes se han reflejado siempre para bien o para mal. A la mayoría les va bien con buen trato y hasta detalles como hacer llegar algún presente en días especiales como cumpleaños o épocas navideñas sin exagerar en gastos, lo que de ninguna manera se insinúa lo hagan ahora, menos si no saben cómo hacerlo.

Pero después de ver ese brutal impacto de presentación en sociedad de don Sergio Gutiérrez se advierte que cuenta con un equipo de trabajo en el que resaltan sobremanera Miguel Angel Luna Modesto y Verónica Adriana Reynaud Ornelas que le ayudan, que sí saben hacerlo y muy bien porque a su vez cuentan con amigos comunicadores que le dan importancia a su trabajo, ojalá Sergio sepa valorar como jefe, el positivo trabajo de ambos compañeros periodistas.

Es lo que debieran hacer otros funcionarios, pero lamentablemente son muy pocos en este gobierno los que se rodean de valiosos colaboradores, como sí lo hace una valiente servidora pública que cuenta con el apoyo de la muy apreciada profesional del periodismo Julia Martínez.

Tengamos paz y armonía en nuestros hogares y cuidemos el agua y las plantas.

gustavocadenamathey@gmail.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.