Escándalo en el Vaticano: grabaciones del interrogatorio al acusador están “cortadas”

  • Denuncian abogados del cardenal Becciu que también están “incompletas”; durante el interrogatorio a Perlasca se cortaron elementos y faltaron grabaciones de los acusados, como los directores financieros Gianluigi Torzi y Raffaele Mincione

Algo más de cuatro meses han pasado desde que arrancara en el Vaticano el juicio por corrupción contra el cardenal Angelo Becciu y otras 9 personas, y el proceso se sigue alargando. El último episodio ha tenido lugar esta misma semana a raíz de una serie de pruebas presentadas por la acusación, unas 50 grabaciones de vídeo y audio que los abogados defensores de los acusados califican de “cortadas e incompletas”.
“Esta información es engañosa”, aseguran los abogados defensores en un comunicado reciente en el que reconocen haber sido informados del depósito de “una cantidad impresionante de grabaciones”, repartidas en 52 DVD, entre las que se encuentran cinco interrogatorios a Monseñor Perlasca, testigo principal y antiguo director de la Oficina Administrativa de la Secretaría de Estado. “En particular, durante el interrogatorio Perlasca, se cortaron elementos y faltaron grabaciones de los acusados, como los directores financieros Gianluigi Torzi y Raffaele Mincione. En algunos casos, no había transcripciones”, reza la nota de los abogados.
“A la vista de las pruebas que faltaban, han sido necesarios dos intentos judiciales para convencer a la fiscalía de que las entregue”, aclaran los defensores, que aseguran que es imposible continuar el juicio sin estos materiales.
Según ha informado esta misma mañana de viernes Il messagero, el juez Giuseppe Pignatone no aceptó este argumento cuando el juicio continuó a mediados de octubre y ordenó de nuevo la difusión de todas las grabaciones de audio y vídeo. Tal como argumentó el togado, las grabaciones serían presentadas en última instancia por la propia fiscalía como prueba para sus acusaciones. Ahora, según el portal italiano, los abogados de la defensa pueden verlas, aunque de forma abreviada, en la gendarmería.

MALVERSACIÓN, BLANQUEO Y FRAUDE

Como es sabido, los diez acusados están siendo juzgados por abuso de funciones, malversación, blanqueo de dinero, fraude y extorsión. Entre ellos se encuentran, además de Becciu, empleados de la banca vaticana y comisionistas, presuntamente implicados todos en millonarias inversiones deficitarias en una propiedad de lujo de Londres. Becciu es el primer purpurado que es llevado a jucio, hecho que se produjo como resultado de una enmienda legal del papa Francisco.

Por Jordi Pacheco.
religióndigital.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.