SENTIDO COMÚN | Una gran despedida

No hay nada más gratificante en la vida que entrar a una librería y comprar un buen libro, de esos que desde que se comienzan a leer no se dejan hasta llegar a la última página.
El libro en cuestión es la crónica de los últimos días del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez, narrada por su hijo el cineasta Rodrigo García Barcha, quien, con una pluma magistral, pero empleando un lenguaje preciso y mágico como todo lo que rodea al gran Gabo.
“Gabo y Mercedes: Una despedida” es una especie de relato biográfico en el que se habla de una realidad dolorosa que siempre nos alcanza a todos y que es la muerte.
El gran Gabo murió el 17 de abril de 2014 a la edad de 87 años luego de permanecer en cama aquejado por un cáncer incurable, que fue mermando su salud en marzo cuando una neumonía lo mandó al hospital de donde regresó a su casa nada más para pasar los últimos días.
Meses atrás un tipo de demencia senil lo había desorientado al grado de desconocer hasta a su esposa Mercedes Barcha, quien con una gran fortaleza estuvo siempre al lado del gran escritor en las buenas y en las malas.
Las últimas tres semanas del Nobel de Literatura son narradas por su hijo Rodrigo García de una manera discreta y cariñosa, pero con ese estilo heredado de su padre, quien nunca perdió el buen humor ni siquiera cuando estaba cerca del final de sus días.


En el 2020 muere Mercedes Barcha, mejor conocida como la Gaba por sus amigos, pero su esposo se dirigía a ella como Meche, Mercedes, La Madre o La Madre Santa.
Es entonces cuando Rodrigo García Barcha se decide a terminar esta obra y a publicarla bajo el sello de Random House, convirtiéndose en una obra fundamental para cerrar el círculo de la vida del inolvidable Gabriel García Márquez, quien a pesar de haber nacido en Colombia era más mexicano que cualquier otro escritor de su tiempo.
Su casa en el Pedregal de San Ángel de la Ciudad de México, podría convertirse en museo, aun cuando sus cenizas ya están en Cartagena y sus documentos y biblioteca de referencia ya se encuentran bajo el resguardo del Ranson Center en Austin, Texas.
Esta despedida se convertirá seguramente en una lectura obligada para los millones de lectores del Nobel de Literatura más querido del planeta. Son 104 páginas narradas por Rodrigo García que se leen de jalón y 32 páginas que integran los Recuerdos en Imágenes donde aparecen los miembros de la familia García Barcha integrada por sus dos hijos Rodrigo y Gonzalo, sus nueras y nietos, además del ramo de rosas amarillas que acompañaron a Gabriel García Márquez en su último viaje.
Muy recomendable para quien guste de la buena lectura.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.