El fallido truco en una pelea de lucha libre que dejó al público en shock y al árbitro hospitalizado

Una pelea de lucha libre casi termina en tragedia como consecuencia de un fallido truco en la ciudad de Irving, Estados Unidos.
Ocurrió días atrás durante el evento conocido como Christmas Star Wars, donde el contendiente Devon Nicholson apuñaló repetidas veces en la cabeza al árbitro, Lando Deltoro, en circunstancias que se investigan.
El hombre tuvo que ser arrastrado fuera del ring ante la mirada atónita del público y terminó hospitalizado.
El video del momento no tardó en viralizarse en las redes sociales y dio cuenta de cómo el peleador, más conocido como “Hannibal”, derribó a Deltoro como parte del espectáculo y lo sujetó con una toma trasera. A continuación, sacó una suerte de puñal y comenzó a clavarlo una y otra vez en la frente del réferi, que era incapaz de zafarse del agarre.
Producto del ataque, Deltoro empezó a sangrar y despertó preocupación entre el personal que se encontraba a los lados del cuadrilátero. Seguidamente, otra luchadora subió para separarlos y el hombre fue retirado por los demás jueces mientras dejaba una estela roja sobre la lona.
El herido fue trasladado por personal médico a un hospital zonal, donde se determinó que sufrió un shock hipovolémico por la gran pérdida de sangre. Afortunadamente, pudo ser estabilizado y se encuentra en recuperación.
Luego de lo ocurrido, ambos protagonistas dieron sus versiones sobre el incidente. Al respecto, “Hannibal” sostuvo: “Ese réferi fue contratado para sangrar. No arbitró ningún otra pelea y ese era su único propósito. A mí me dieron un accesorio para crear el efecto de arma en el combate. Me lo dio la oficina de World Class Pro Wrestling, organizadora del evento, cuando estaba en el ring. Se suponía que este árbitro sangraría por los cortes con cuchillas de afeitar, que lo terminaron cortando en serio”. Y agregó: “Además, él no me dio la indicación de parar. Si me hubiera dicho que estaba lastimado, me habría detenido”.
En tanto, Deltoro expresó en las redes sociales: “Es difícil hablar con la rodilla de un hombre de 300 libras en la espalda, mientras te estrangula y apuñala”.
Ahora el hecho es investigado por la policía local y por las autoridades de la World Class Pro Wrestling, que todavía no dieron precisiones sobre la continuidad de “Hannibal” en sus eventos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.