​​Democracia

Hoy en día, básicamente la mayoría de los estudiosos saben que la democracia es una práctica imperfecta, pero que es la mejor de todas para que una nación instituya su gobierno. Winston Churchill solía decir de ella: “Es un mal sistema salvo en algo, es el menos malo de todos”
El PAN nació en 1939 como un partido democrático y durante muchas décadas ha pugnado para que México cuente con un padrón confiable, para que los ciudadanos –y no el gobierno– organicen las elecciones, para que todos los mexicanos tengan una credencial para votar con fotografía, para que tribunales autónomos califiquen las elecciones y para que la democracia sea una forma de vida.
El resultado del trabajo de Acción Nacional y de otras fuerzas políticas son múltiples reformas constitucionales y legales que han dado origen al Instituto Nacional Electoral, al Registro Federal Electoral, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a otras instituciones que permiten que los ciudadanos voten, cuenten los sufragios y se instauren gobiernos con libertad, legalidad, objetividad y de manera plural.


El PAN, fiel a su tradición, mediante asambleas, convenciones y elecciones de militantes en centros de votación, ha puesto el ejemplo durante décadas de democracia, demostrando que es posible elegir candidatos y dirigentes de partido, no sin dificultades y nuevos retos, ya que toda democracia es perfectible.
En el estado de Veracruz, este fin de semana, los panistas eligieron al nuevo Comité Directivo Estatal. Federico Salomón Molina y su planilla obtuvieron la mayoría de los sufragios en los centros de votación diseminados en toda la geografía estatal, y se alzó con la victoria al obtener el 51.7 de los votos de los militantes, ganado 24 de 30 distritos electorales así como la mayoría de los distintos municipios.
El Nuevo CDE tiene la responsabilidad de representar y canalizar las aspiraciones e ideales de cientos de miles de ciudadanos veracruzanos que sostienen que el humanismo político es la mejor forma de resolver los problemas de salud, educación e inseguridad y que confían en la eco-economía social de mercado para aumentar la inversión, la oferta de empleo y disminuir la pobreza.
El reto en 2024, en las elecciones constitucionales, es que la sociedad y los partidos postulen a los mejores candidatos con la mejor plataforma política para evitar que el retro populismo autoritario siga destruyendo la vida de millones de personas que son devoradas por la miseria y la falta de oportunidades.
Les deseo a todos feliz Navidad en compañía de sus seres queridos.
Twitter: @basiliodelavega
​​​

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.